El tanque de tormentas de San Pedro del Pinatar estará terminado en marzo de 2017

Publicado 30/12/2016 12:53:21CET

MURCIA, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente tiene previsto concluir las obras de tanque de tormentas de San Pedro del Pinatar en el mes de marzo 2017.

El director general del Agua, Andrés Martínez, ha visitado este viernes la evolución de las obras de construcción del depósito de laminación, ubicado en la avenida del parque José Luís de los Ríos Martínez. La inversión total de la actuación es de 1.264.913 euros.

Martínez ha destacado que el "el objetivo de las actuaciones, que se enmarcan dentro del plan de vertido cero al Mar Menor, es la captación y almacenamiento de agua de lluvia, evitando el arrastre de escorrentías hasta las playas y las aguas de la laguna en Lo Pagan y Santiago de la Ribera, así como la inundación de edificios por las escorrentías superficiales de las calzadas".

Las obras comprenden la construcción de un colector principal de 455 metros de longitud y de diámetros 600 y 800 milímetros, que llega hasta una arqueta donde se une al colector general existente de 1.000 milímetros. De esta arqueta sale el tramo final del colector principal de 238 metros de tubería de 1.200 milímetros de diámetro.

También se ha proyectado un colector secundario, de 230 metros de longitud y de 500 milímetros de diámetro, que recogerá las aguas al sur del tanque de tormentas.

Ambos colectores se unirán para llegar a la arqueta-arenero de entrada al tanque de tormentas. El depósito consiste en un vaso de hormigón armado, proyectado con muros-pantalla, de planta rectangular de 39,40 por 22,10 metros y 5,50 metros de profundidad, cubierto con una losa igualmente de hormigón armado.

Cuenta con dos módulos simétricos y cada uno está dividido, a su vez, en otros tres módulos iguales de 6,67 metros de ancho y 18,88 metros de largo. El volumen útil total del tanque es de unos 3.400 metros cúbicos de agua. En cada módulo irá instalada una bomba sumergida eyectora para limpieza del depósito de 9 kilowatios de potencia.

En la pared se ha proyectado el aliviadero de salida del agua, que únicamente funcionará cuando la tormenta supere las previsiones de llenado del tanque. De éste parte una tubería de 800 milímetros de diámetro de PVC y de 136 metros de longitud que descarga en un pozo de registro del colector general existente de 1000 milímetros.

El vaciado del depósito de realizará mediante dos bombas de 1,3 kilowatios alojadas en los módulos, que llevan el agua mediante una conducción de 90 metros de longitud, de 400 milímetros de diámetro a la red de aguas residuales, una vez acabado el episodio de tormenta.

El proyecto incluye también las instalaciones eléctricas necesarias para el correcto funcionamiento, imbornales de captación de aguas superficiales, así como la jardinería y la urbanización de la parcela y la reposición de los servicios afectados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies