Los técnicos justifican la poda del ficus de Santo Domingo "por seguridad" y confían en que pueda rebrotar

   Imagen De La Rueda De Prensa
EUROPA PRESS
Publicado 19/06/2017 19:53:45CET

Achacan la caída al calor, que activó un sistema de defensa que traslada al interior la savia de ramas exteriores, que se secan y pueden quebrar

MURCIA, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los técnicos de parques y jardines del Ayuntamiento de Murcia y de otras tres empresas externas aconsejaron que el ficus de la plaza de Santo Domingo de Murcia se tenía que podar de forma "drástica" tras sufrir un desprendimiento de ramas el pasado viernes con el fin de garantizar la seguridad de los peatones y, aunque el árbol está "muy dañado", confían en su elevada capacidad de rebrotar con el fin de que continúe con vida.

No obstante, los técnicos han guardado esquejes y restos genéticos y biológicos por si fuera necesario replantarlos, según ha hecho saber el concejal de Modernización de la Administración, Calidad Urbana y Participación, José Guillén, quien ha comparecido en rueda de prensa acompañado por el jefe de Servicio de Medio Ambiente y Parques y Jardines del Ayuntamiento, Francisco Carpe, y el ingeniero adjunto al jefe de Servicio de la empresa concesionaria del mantenimiento de los parques y jardines del municipio, Israel Ayala.

Guillén ha afirmado que las medidas adoptadas en los últimos tres días por el Ayuntamiento han estado encaminadas, en primer lugar, a garantizar la seguridad de los ciudadanos, aunque eso suponga que el árbol pierda en "monumentalidad". En segundo lugar, el Ayuntamiento ha buscado preservar la viabilidad del árbol. Ahora, según Guillén, sólo queda "vigilar el ficus" y hacer un diagnóstico diario para ver cómo evoluciona.

El concejal ha recordado que el pasado viernes se desprendieron en total 12 toneladas de ramas del ficus, que cayeron sobre la vía pública, a lo que hay que sumar otras 60 toneladas que se han retirado en la poda posterior. Si el desprendimiento inicial no provocó daños personales fue, en gran medida, "gracias al sistema de protección con el que contaba el árbol y que anclaba unas ramas con otras, lo que frenó la caída y dio un margen de 40 segundos que permitió a los agentes de Policía Local avisar a la gente y desalojar la zona".

Posteriormente, Guillén ha explicado que los informes realizados por los técnicos del Ayuntamiento y por otros cinco especialistas pertenecientes a tres empresas ajenas al Consistorio y diferentes a la concesionaria del servicio de parques y jardines aconsejaban que el árbol "debía perder en monumentalidad para ganar en seguridad" reduciendo el volumen y las ramas con una poda.

En este sentido, Carpe ha recordado que el ficus pertenece a una especie que no es propia de estas latitudes, sino que es originaria de los bosques lluviosos de Australia, cuyas condiciones climatológicas son diferentes. Así, aunque esta especie se ha adaptado al clima mediterráneo, "no es menos cierto que cuando se produce un cambio drástico de temperatura, el árbol responde de forma anómala".

En concreto, Carpe ha explicado que el cambio brusco de temperaturas desata en el ficus un sistema de autoprotección común a otras especies de árboles y que consiste en defenderse trasladando la savia de las ramas periféricas a las partes interiores del árbol, lo que hace que algunas partes exteriores se deshidraten y pierdan elasticidad, por lo que es "fácil" que se quiebren.

A este factor, en este caso se suma la orientación sur de la zona afectada, con el efecto perjudicial que provoca la radiación solar. Además, a la caída ha podido contribuir el hecho de que la plaza está pavimentada, lo que contribuye a elevar la temperatura del entorno, tanto como la reverberación de los edificios adyacentes. En definitiva, Carpe ha señalado que la plaza actuaba como un "pequeño horno" que hacía que el árbol sufriera una temperatura superior a la del ambiente.

En este sentido, el técnico ha señalado que el árbol se estaba revisando de forma periódica y, de hecho, era el ejemplar más revisado de todo el municipio. No sólo contaba con las inspecciones exteriores, realizadas desde la cesta de una grúa, sino que también contaba con un grupo de especialistas que trepaban por el interior de las ramas para tener un mejor conocimiento de su estado y que, al mismo tiempo, podaban las ramas secas que encontraban a su paso.

La última inspección tuvo lugar, precisamente, a finales de mayo, y los expertos, que retiraron entre 4.000 y 5.000 kilos de ramas, no detectaron ninguna sintomatología que indicara que el ficus estaba sufriendo una situación estresante, según Carpe. De hecho, ha señalado que en esas revisiones se supervisaba el sistema de anclaje existente entre unas ramas y otras, instalado hace tres años, y que actúa de "chivato" en el caso de que cualquier rama sufriera un movimiento.

"Las ramas estaban en una situación perfectamente normal", tal y como ha señalado Carpe, quien ha recordado incluso que los últimos temporales de viento no provocaron ningún desprendimiento.

EL CULPABLE: EL GOLPE DE CALOR

Por tanto, Carpe ha afirmado que el problema que desencadenó el desprendimiento fue el golpe de calor, que activó el mecanismo de defensa del árbol, trasladando la savia al interior y deshidratando las partes del exterior. De hecho, recuerda que las ramas que se podaron tras el desprendimiento estaban "secas", a diferencia de las de las zonas más inferiores del ficus.

Carpe ha señalado que el propio desprendimiento ha provocado daños en el ficus, como heridas de roce, de choque y de desgarre en sus tejidos. Asimismo, la caída de las ramas dejó al descubierto partes del tronco y del interior que, anteriormente, estaban protegidas por el propio árbol, y que hacían vulnerable al ejemplar a episodios meteorológicos como el viento, que podría ejercer sobre el ficus un efecto "vela".

Por todo ello, los técnicos del Ayuntamiento y de empresas externas al Consistorio debatieron la situación y decidieron que la mejor solución era podar el árbol hasta la situación que presenta actualmente, eliminando los riesgos de una posible nueva caída, según Carpe. No obstante, los técnicos esperan que el ficus vuelva a rebrotar, porque es una especie que se caracteriza precisamente por su capacidad para ello.

Por su parte, Ayala ha señalado que su empresa, concesionaria del mantenimiento de los parques y jardines del municipio, ha señalado que han estado atentos a los requerimientos de la Consejería, llegando a destinar 700 horas de atención en recursos humanos y otras 220 en medios materiales desde que sucedió el desprendimiento.

En este sentido, Ayala ha defendido que es "difícil de prever" un episodio como el sucedido con el ficus de Santo Domingo, ya que los árboles "son seres vivos y, a veces, tienen reacciones difíciles de valorar". Dado el historial del ejemplar, ha justificado la "poda drástica" que se le ha practicado, a pesar de que pierda en monumentalidad.

MEDIDAS EN OTRAS ZONAS DE LA CIUDAD

El concejal ha ratificado que el ficus de Santo Domingo está "muy dañado" y hay que realizarle un diagnóstico "día a día" porque, tal vez, requiera más intervenciones de los técnicos de parques y jardines. Así pues, van a proceder a efectuar un tratamiento con productos fitosanitarios y a realizarle cirugía arbórea, al tiempo que va a ser sometido a dos estudios, uno de técnicos propios del Ayuntamiento y otro de externos, con el fin de saber los pasos que hay que seguir dando.

Guillén ha señalado que, de momento, se mantendrá el perímetro de seguridad y se ha cerrado al público el jardín de Floridablanca y también la zona ajardinada en la que están los ficus del Cuartel de Artillería. Los árboles en ambas zonas se van a someter a una revisión constante y se reabrirán cuando remitan las altas temperaturas.

Por último, Guillén ha querido poner en valor la labor de "transparencia" efectuada "en todo momento" por el Ayuntamiento, que en los últimos tres días ha emitido seis comunicados de prensa y ha atendido "continuamente a los medios de comunicación".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies