Las temperaturas subirán esta semana de forma gradual y disminuirán los chubascos, salvo en el extremo norte y sureste

Imagen De Una Terraza En Logroño
EUROPA PRESS
Actualizado 20/05/2013 15:46:04 CET

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

La situación meteorológica de temperaturas más bajas de lo normal para esta época del año y de chubascos generalizados en toda la Península irá remitiendo a lo largo de la semana, de modo que los termómetros irán subiendo gradualmente y los chubascos se ceñirán al extremo norte, norte y sureste peninsular, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, el portavoz de la AEMET, Alejandro Lomas, ha explicado a Europa Press que las temperaturas van a subir, sobre todo, a partir del miércoles, después de días con valores "muy bajos". Sin embargo, no cree que el mercurio supere los valores normales, aunque se acercarán a los valores medios para esta época. "No se espera calor, pero sí una clara mejoría", ha señalado.

Lomas espera una estabilización salvo en el extremo norte, donde empeorará el fin de semana. Así, ha precisado que todavía este lunes y martes la situación de inestabilidad se mantendrá sobre la península y ha añadido que este lunes los chubascos afectarán a Cataluña y el viento fuerte a Canarias, ya que la inestabilidad afecta especialmente al cuadrante noreste y Andalucía y se pueden producir algún chubasco en la zona centro.

Además, ha dicho que el martes las temperaturas tenderán a subir lentamente y de forma moderada en casi toda la Península y que la inestabilidad empeorará en el cuadrante sureste, ya que en la zona de Almería, Murcia y Granada, así como en Baleares se esperan chubascos localmente fuertes, que podrían dejar más de 15 litros por metro cuadrado en una hora.

Asimismo, ha indicado que en el extremo norte peninsular, se prevén precipitaciones débiles y localmente moderadas que aumentarán a lo largo del día, sobre todo en el Golfo de Vizcaya y Pirineos occidentales y, en menor medida, en Asturias, Cantabria y este de Galicia. En las zonas montañosas del interior, se prevén nubes de evolución y, quizá algún chubasco, sobre todo en las cercanías de los sistemas Central e Ibérico.

Lomas ha valorado que parece que hay una tendencia a la disminución de la inestabilidad a lo largo del día y hay zonas, como Andalucía occidental, Extremadura, Galicia y oeste de Castilla y León, donde "mejorará claramente". "La mejoría empezará por el oeste y las temperaturas, salvo donde llueva --donde descenderán--, comenzarán a ascender entre 2 y 4 grados centígrados", ha apuntado.

MIÉRCOLES, CLARA MEJORÍA

De cara al miércoles, el portavoz de la AEMET ha manifestado que "lo más significativo" serán las lluvias localmente persistentes en el País Vasco, noroeste de Navarra y Pirineos. En el resto de la Península y Baleares, espera que se produzca alguna tormenta, aunque tenderán a remitir, y algunas lluvias débiles en la mitad este peninsular. Por su parte, en el oeste de la Península, el miércoles habrá cielos poco nubosos y termómetros en ascenso ligero a moderado.

"Ese día se notará mucho y las temperaturas se acercarán a las normales para estas fechas", ha señalado, al tiempo que ha concretado que, por ejemplo en Santander se alcanzarán unos 15 grados centígrados; unos 16 grados centígrados en Bilbao; 21 grados centígrados en Barcelona; 18 grados centígrados en Valladolid; 21 grados centígrados en Madrid; 22 grados centígrados en Valencia o 27 grados centígrados en Sevilla. "Son valores un poco por debajo de los normales", ha insistido.

El portavoz de la AEMET espera que la situación siga en la misma línea el jueves, con algunas lluvias débiles en el extremo norte, sobre todo en el Cantábrico oriental y algún intervalo nuboso en las zonas montañosas y norte de Canarias y temperaturas en ligero a moderado ascenso en el tercio sur, área mediterránea y Canarias. En todo caso, los termómetros no llegarán a los 20 grados centígrados en el tercio norte peninsular y se situarán en ese entorno de unos 20 grados centígrados en el cuadrante noroeste.

En cuanto al viernes, Lomas ha indicado que se confirma la tendencia a la mejoría generalizada aunque comenzará un empeoramiento en el extremo norte, donde se reforzarán las precipitaciones en el Cantábrico y Pirineos, que provocará un descenso en las temperaturas en la mitad norte.

El sábado se reforzarán las lluvias en el extremo norte y el domingo disminuirá la intensidad de las precipitaciones y las temperaturas no serán cálidas excepto en Andalucía, donde sí se llegará a valores normales para la época.

PRIMAVERA NORMAL

Según Lomas, esta situación en primavera es normal y se espera que, poco a poco la inestabilidad propia de la estación sea menos intensa y que las temperaturas vayan subiendo poco a poco, de modo que, a mediados de junio, la situación veraniega se confirme.

"La primavera se está comportando de forma normal, pero con oscilaciones muy fuertes, con oscilaciones muy destacadas en las temperaturas que, por ejemplo, provocan que el pasado viernes la temperatura máxima en Madrid, con 9,2 grados centígrados, fuera más baja que la media de las mínimas para este mes e igualara la máxima mínima de mayo de 1960", ha apostillado.

Concretamente, ha dicho que el sábado se alcanzaron -2,5 grados centígrados en Camporredondo (Palencia); -1,3 grados centígrados en Reinosa (Cantabria) y -1 grado centígrado en Aguilar de Campoo (Palencia). En cuanto a las precipitaciones, se acumularon el sábado 90,8 litros por metro cuadrado en Taramundi (Asturias); 88,4 litros por metro cuadrado en Irún (Guipúzcoa); 87,4 litros por metro cuadrado en Vera de Bidasoa (Navarra); 77,8 litros por metro cuadrado en Rentería (Guipúzcoa); 75 litros por metro cuadrado en Figueras de Castropol (Asturias); 72,4 litros por metro cuadrado en Areso (Navarra) y 62,2 litros por metro cuadrado en Ribadeo (Lugo).