Thader aconseja que en los parques acuáticos los usuarios no se deslicen por pistas con prendas que tengan remaches

Actualizado 26/06/2007 20:39:25 CET

Anima a todos los usuarios a poner en conocimiento de las autoridades competentes cualquier "anomalía"

MURCIA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Federación Murciana de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (Thader) aconsejó hoy, en un comunicado, y con motivo de su campaña informativa, que en los parques acuáticos, los usuarios "no se deslicen por toboganes, rampas y pistas con prendas que tengan remaches, o con relojes, pulseras o cualquier otro objeto que pueda ocasionar daños a cualquier otra persona o a la superficie deslizante".

Y es que, para garantizar el buen funcionamiento del parque acuático, Thader argumentó que "los usuarios también deben tener en cuenta otras obligaciones, tales como cumplir las normas indicadas por parte del personal responsable del parque, así como las indicadas en las señales".

Igualmente, recomendó a que "se contribuya al estado de limpieza e higiene del parque, y que los usuarios, en toboganes, pistas y rampas, no se tiren de pie, se paren en el recorrido o se incorporen a la atracción desde otro punto distinto al establecido para tomar la salida".

Por todo ello, animó a todos los usuarios a poner en conocimiento de las autoridades competentes cualquier "anomalía", o a dirigirse a la organización de manera presencial o a través de la página web 'http://www.thader.org' para llevar a cabo la correspondiente denuncia.

Según esta federación, el usuario tiene derecho a "formalizar una reclamación en la correspondiente hoja de reclamaciones cuando considere que el servicio es deficiente o que se está incumpliendo alguna de las obligaciones del parque, además de a una indemnización y reparación efectiva de los daños y perjuicios sufridos por la utilización debida de las instalaciones del parque".

REQUISITOS A CUMPLIR EN UN PARQUE ACUÁTICO

Entre los requisitos que se deben de cumplir, Thader advirtió que todo parque acuático "debe disponer de control de acceso y recepción, además de exponer, en un lugar visible, las condiciones de acceso, derechos y obligaciones de los usuarios, horario del parque, lista de actividades y servicios con su correspondiente croquis, código de señales indicando su significado y lista de precios".

De igual modo, subrayó que los aseos "deben estar provistos de un lavabo y una ducha por cada 100 personas, y de un inodoro por cada 50 personas, además de vestuarios".

También deben tener "un servicio de asistencia sanitaria ubicada en lugar visible, de fácil acceso por el interior del recinto, que permita una rápida evacuación por el exterior, así como con la presencia permanente de una ambulancia".

Otro de los requisitos de los que debe cumplir el parque acuático es que "por cada 750 personas como mínimo, tendrá que disponer de puntos de agua de consumo público", al tiempo que las rampas, pistas y toboganes "estarán dispuestos de forma que las superficies de deslizamiento sean lisas y continuas todo el recorrido, de modo que las juntas, solapas o uniones de estas estructuras no constituirán un peligro para los usuarios".

El socorrista, que debe ser personal "cualificado y contar con la titulación válida para las actividades de salvamento y socorrismo acuático", según Thader "es responsable directo de cada actividad acuática", motivo por el que "debe vigilar atentamente a los usuarios para garantizar su integridad física en todo momento".