Prisión provisional y sin fianza para la madre y el padrastro de la niña fallecida en Fortuna

Actualizado 07/11/2008 21:33:26 CET

MURCIA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Cieza ha acordado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para la madre de la niña fallecida en Fortuna, y la pareja sentimental de ésta.

Tras tomarles declaración, el juez les imputa a ambos la comisión por omisión de los delitos de agresión sexual y lesiones, según informó el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia en un comunicado.

Además, el director de la instrucción también les imputa, provisionalmente y para el caso en que los informes médico forenses revelen que la agresión sexual ha sido el origen de la causa de la muerte de la menor, un presunto delito de homicidio también por omisión de los deberes de garantes.

El auto apunta también, sin perjuicio de otros datos que pueda aportar el desarrollo de la investigación, la posibilidad de que el hombre, pareja sentimental de la madre, pueda resultar imputado como autor de la agresión sexual.

Los hechos ocurrieron a primera hora de la mañana del pasado miércoles, cuando la Policía Local de Fortuna comunicó al puesto de la Guardia Civil el hallazgo, en el interior de un domicilio de dicha ciudad, del cadáver de una niña de siete años de edad, quien habría fallecido cuando se encontraba durmiendo en su habitación.

Tras personarse en el lugar la autoridad judicial y el forense, además de efectivos del equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil, se procedió al levantamiento del cadáver.

Una vez realizada la autopsia, el Juzgado de Instrucción número tres de Cieza ordenó la apertura de una investigación por parte del citado equipo de Policía Judicial para esclarecer la muerte.

Como consecuencia de estas investigaciones y del registro practicado en el domicilio de la fallecida por agentes de la Guardia Civil, éstos procedieron a la detención de los dos familiares de la niña, la madre y su compañero sentimental, por su presunta implicación en los hechos.

En concreto, la autopsia de la pequeña de siete años de edad aclaró que la niña murió de un shock séptico y tenía síntomas de maltrato y abusos sexuales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies