Trigueros abandona el Grupo de Cs en Murcia porque el partido ha "cambiado de rumbo" y no puede votar con "coherencia"

El concejal no adscrito, Javier Trigueros, durante su comparecencia
EUROPA PRESS
Publicado 23/05/2017 13:27:03CET

Asegura que él es "fiel" a los principios con los que Cs se presentó a las elecciones, y son "otros" los que "han cambiado"

MURCIA, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El concejal del Ayuntamiento de Murcia, Javier Trigueros, ha anunciado que abandona el Grupo Municipal de Ciudadanos y pasará a la situación de edil no adscrito debido a que el partido ha "cambiado de rumbo" y ya no permanece fiel a los principios con los que se presentó a las últimas elecciones, de forma que él ya no votaba "con coherencia y con convicción" en algunos Plenos por culpa de la disciplina de voto.

"Yo sigo siendo fiel a las propuestas con las que Cs se presentó a las elecciones y son otros los que han cambiado de opinión", ha criticado Trigueros, quien se considera "engañado, desilusionado y en un sitio sin rumbo fijo y con falta de coherencia". Incluso, cree que a veces le han intentado "manipular", cuando él pensaba que Ciudadanos venía a cambiar "precisamente eso, con aire fresco".

En una rueda de prensa ofrecida para anunciar la decisión de abandonar el Grupo Municipal, que tomó este mismo lunes, Trigueros ha recordado que se afilió a Cs "con mucha alegría y con mucha fe" porque le ilusionaban sus "principios, sus ideas y sus estatutos", y en ningún momento se le "pasó por la cabeza" que, a los dos años, tendría que abandonar la formación política.

Por ejemplo, Trigueros ha recordado que, cuando se incorporó a Cs, le ilusionaba el procedimiento para elegir a los representantes y las listas abiertas, que "obligan a una cultura democrática". Sin embargo, ahora lamenta que se encuentra listas "plancha", tal y como sucede por ejemplo en las elecciones que se celebran este sábado a la Junta Directiva de Cs en Murcia.

"Dudo del proceso y veo que está sucio", ha criticado el edil, quien se pregunta cómo va a tener fe de esta manera en el resultado de las políticas que practique el partido. Incluso, ha puesto en duda el procedimiento del voto telemático que emplea la formación naranja, porque es "manipulable". De hecho, recuerda que se presentó como precandidato al Congreso y el contador permanecía "parado" a pesar de que le llamaban para decirle que le acababan de votar.

Trigueros achacaba todas estas conductas a "errores que se podrían subsanar con el tiempo", pero cree que se han convertido en un 'modus operandi'. A su juicio, los políticos deben ser "responsables" y "valientes" para decir que han venido a la política para "cumplir" con lo que se han comprometido en el programa electoral y, en caso de no poder cumplirlo, cree que se debe justificar ante la sociedad.

Con su decisión, Trigueros desconoce si Ciudadanos pierde un concejal o no, pero ha asegurado que el Ayuntamiento de Murcia "gana un edil" ya que él va a poder expresarse "de forma coherente" y, aunque ha admitido que puede cometer "errores", afirma que su voto va a estar respaldado por una decisión "social".

Ha señalado que no guarda "rencor a nadie" ni tiene nada en contra de la formación naranja. De hecho, avanza que el día de mañana, apoyará todas las mociones de Cs que sean "loables", al igual que hará con el PP, PSOE, Ahora Murcia o Cambiemos. "A mí qué más me da que una persona esté en Ahora Murcia o en el PSOE si lo que propone está bien", según Trigueros, quien apuesta por cambiar la idea de las "siglas por las personas".

En su opinión, para ejercer la política es necesario "dialogar, consensuar y trabajar con gente de otros partidos", algo para lo que "quizá haga falta una cultura democrática".

Ha criticado que los partidos están formados por "personas" y las siglas "no son nada", y se ha mostrado convencido de que muchos de los problemas que tiene la sociedad se deben a la "disciplina de partido", cuando se trata de algo "supletorio". Trigueros apuesta votar por "convicción y convencimiento" y no por haber sido "obligado" a levantar la mano "con timidez".

"Yo no he venido a ponerme de perfil", ha defendido Trigueros, quien ha tomado la decisión de abandonar el Grupo Municipal porque quiere que la sociedad "mejore y que las generaciones futuras encuentren algo mejor".

MOCIONES CON LAS QUE NO ESTABA DE ACUERDO

Entre las votaciones de su partido con las que no estaba de acuerdo, Trigueros ha citado una en defensa de la escuela pública que él decidió respaldar rompiendo la disciplina de voto. "Yo no estoy en contra de la escuela privada, he sido usuario de ella, pero tenemos que defender la escuela pública", ha señalado Trigueros.

Ha recordado que esa semana del Pleno lo pasó "muy mal" porque tenía que convencer a sus compañeros. En cambio, el Grupo Municipal le contestó que "llevaba razón pero que había que votar que no". En este sentido, considera que él no es político sino un "ciudadano de a pie" y, como tal, intentará defender "lo que sea coherente".

"Las propuestas programáticas no son las que se han llevado a la práctica", ha lamentado Trigueros, quien, por ejemplo, cree que el partido también ha dado "algún vaivén" en cuanto a su postura respecto a la llegada del AVE. A pesar de que ahora esa posición es "más correcta", cree que debía haber sido "más firme" desde el principio.

En cuanto a los Presupuestos del Ayuntamiento, cree que en su negociación ha faltado "diálogo", algo que ha recriminado directamente a los mediadores. "No sé si hemos sido demasiado tajantes o beligerantes, porque la negociación la llevaba mi ex portavoz, Mario Gómez, pero creo que los Presupuestos debían aprobarse por consenso".

Al ser preguntado por Mario Gómez, ha reconocido que ambos han tenido sus "desavenencias". Sea como sea, Trigueros ha alegado que tiene "clara" su postura porque él no depende "de la política para vivir", sino que tiene su "sueldo de la universidad" y no está "liberado", lo que le proporciona "una independencia" que le hace tener "claras ciertas posturas".

"NO HE VENIDO A UTILIZAR ESTO PARA NADA"

En cuanto a las críticas recibidas por la 'carta ética' que firmó cuando se presentó a las elecciones, ha reconocido que se trata de un papel que "te ponen delante" para que lo firmes con el fin de que "si te vas" del partido, "te marches también tú". Ha comparado este trámite con el papel de un banco en el que "no sabes ni lo que firmas".

Ha reivindicado que él está respetando esa 'carta ética' porque está siendo "fiel" a los principios con los que se presentó a las elecciones pero, "a mitad de camino", le han "cambiado "esos principios y esas normas".

"No quiero que nadie piense que yo he venido a utilizar esto para nada", ha reivindicado Trigueros, quien ha insistido en que todo lo que ha conseguido en la vida lo ha logrado con el "sudor de su frente", tiene su sueldo de la universidad y no está liberado. Además, ha aclarado que, a partir de ahora, es un concejal "no adscrito" pero no es un "tránsfuga" porque, para eso, tendría que irse a otro partido.

Al ser preguntado por el motivo por el que continuará como edil no adscrito, lo ha justificado porque es un "luchador" y porque su intención es que su hija y, a su vez, los hijos de sus hijos, "tengan opciones cuando tengan que votar", una tarea en la que pretende aportar su "granito de arena".

Finalmente, ha negado estar en la Plataforma cívica 'Contigo', aunque reconoce que no le parece "mala opción" de cara al futuro. Asimismo, ha desmentido que el Grupo Municipal del PP le haya "tirado los tejos". A pesar de que ha sido "muy beligerante" con los 'populares', reconoce que no tiene "queja" del trato que le han dispensado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies