UGT critica que los accesos y el aparcamiento del nuevo Hospital Los Arcos "son deficientes" y se producirá un "colapso"

Actualizado 10/12/2010 14:51:33 CET

Critica que las 663 plazas de aparcamiento son "claramente insuficientes", y los precios de su uso "abusivos"

MURCIA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT Región de Murcia, Antonio Jiménez, ha advertido que el nuevo Hospital Universitario Los Arcos del Mar Menor, que será inaugurado el próximo 17 de enero, dispone de unos accesos "insuficientes" que "se colapsarán". Así, ha criticado que la carretera hasta el centro es una antigua vía "que no tiene los arcenes adecuados y ni la debida señalización", mientras que el recinto sanitario "carece de aparcamientos disuasorios y sólo dispone de 663 plazas en el interior con precios, además, abusivos".

Jiménez ha hecho estas declaraciones en rueda de prensa junto al secretario general de la Unión Comarcal de UGT del Mar Menor, Carmelo Martínez, con el fin de reivindicar a la Administración regional y a los ayuntamientos de San Javier, San Pedro del Pinatar y Los Alcázares, que "planteen soluciones en la medida de sus competencias" como, por ejemplo, "habilitar aparcamientos disuasorios cercanos y poner en marcha servicios de transporte público".

En este sentido, el secretario general de UGT Región de Murcia ha reivindicado las "debidas condiciones y garantías" para el nuevo hospital, que prevé tener capacidad para atender a 115.000 usuarios de la Comarca y que "nace con importantes dificultades en cuanto al acceso y al aparcamiento interno", reprochó.

Y es que el nuevo hospital está situado en una zona rural y agrícola, separado a unos 3,5 kilómetros del caso urbano de San Javier, y la carretera de acceso, según Jiménez "no reúne las condiciones suficientes" por lo que dijo prever "grandes atascos, ya que se espera una importante afluencia de gente".

Además, criticó que "no está previsto todavía ningún servicio de transporte público que conecte el hospital a los municipios", por lo que reconoció temer "un gran número de usuarios obligados necesariamente a aparcar en el interior del recinto sanitario, porque tampoco hay aparcamientos disuasorios en los alrededores".

Jiménez ha señalado que los usuarios "se van a ver obligados a aparcar fuera del recinto, sólo en una zona prohibida absolutamente desaconsejada que son los pequeños arcenes de la carretera, con los riesgos que conllevará para la seguridad vial, una situación de peligrosidad", denunció.

APARCAMIENTO CON PRECIOS "ABUSIVOS"

Igualmente, Jiménez considera que se va a producir "una gran desorganización y desconcierto", porque "no hay suficientes aparcamientos". Y es que, aunque el aforo interno del hospital es de 663 plazas, este número "está dedicado al personal sanitario, directivo y usuarios".

Para poner de manifiesto el "insuficiente" número de plazas, Jiménez puso como ejemplo que "sólo el turno de la mañana del personal sanitario del hospital ya tiene 500 trabajadores". Además, indicó que los trabajadores "coinciden en el periodo de tiempo de los relevos, en los que se solapan los distintos turnos, por lo que el número de plazas se queda evidentemente insuficiente".

En lo que respecta a las tarifas, Jiménez auguró que el "desconcierto será aún mayor" porque hay un sistema tarifario "complejísimo con unos bonos que no garantizan el aparcamiento, a la vista del colapso que se puede producir".

En concreto, la tarifa general rondará un euro para una hora de estacionamiento, pero Jiménez remarcó que la tarifa de urgencias es "especialmente abusiva", porque el usuario que acuda al hospital por una necesidad perentoria "tendrá que pagar diez euros por dos horas de aparcamiento, mientras que el precio ascenderá a 14 euros para 2,5 horas, y a 16 euros para más de 2,5 horas".

En consecuencia, Jiménez ha requerido a la Administración regional y local "que solucione estos problemas de falta de accesibilidad y costes del servicio del recinto hospitalario".

Martínez señaló que hay un bono semanal que da derecho al aparcamiento durante siete días consecutivos, pero durante un periodo máximo de nueve horas cada 24 horas. Además, hay un abono mensual de 112 euros que da permiso a utilizar el aparcamiento durante 200 horas pero con un máximo de dos vehículos, y otro bono de 50 horas a la semana que cuesta 28 euros.

DIFICULTADES POR ZONA RURAL

Martínez manifestó que, en la situación de crisis actual, "pocos usuarios del hospital pueden permitirse el lujo de pagar esos precios por el aparcamiento", y reprochó que "nada más entrar por la puerta de un servicio público como el hospital tengas que hacerlo pagando".

Además, el secretario general de la Unión Comarcal del Mar Menor de UGT denunció públicamente que los planos reflejan que el hospital "está rodeado de naranjos e invernaderos, a menos de un metro de su linde" y, por ejemplo, cuando se procede al abono de las fincas "se produce un olor insoportable".

Asimismo, añadió que los terrenos "hay que fumigarlos, y no se hace con una máquina normal, sino que se hace con grandes máquinas y tractores y las sustancias químicas se difuminan"

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies