UGT destaca el aumento de los precios que afectan directamente a la lista de la compra de las familias

Actualizado 13/07/2012 15:18:28 CET

MURCIA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Unión General de Trabajadores (UGT), enfatiza, tras conocer los datos referidos al Índice de Precios al Consumo publicados este viernes, que el IPC en la Región de Murcia se ha mantenido en el 1,8 por ciento anual, aunque con especiales incrementos en rúbricas que afectan directamente a la lista de la compra de las familias como huevos, frutas frescas, legumbres y hortalizas o pescado fresco y congelado.

Igualmente, afectará del mismo modo en otras rúbricas relativas al gasto en vivienda como consecuencia del aumento de los precios de la calefacción, el alumbrado y la distribución del agua, con un aumento del 8,4 por ciento; y las relacionadas con el transporte público urbano, un 5,8 por ciento; e interurbano, un 4,5 por ciento; o la Enseñanza, grupo que experimenta un incremento del 2,6 por ciento interanual.

Asimismo, el alza en muchas rúbricas es "consecuencia del aumento de muchos impuestos, tasas y precios públicos", según han comentado fuentes sindicales. Además, han explicado que estos aranceles "unido a la ya anunciada e inminente subida del IVA, que afectará a todos los productos gravados con el tipo general y con el reducido, asestará el golpe de gracia a la ya maltrecha economía doméstica".

Por otra parte, UGT ha señalado que, "paradójicamente", Rajoy no ha hecho mención alguna de que "se vaya a incrementar el IVA de los bienes de lujo o la imposición a las grandes fortunas y corporaciones",.

Así, el sindicato ha manifestado que "parece" que estas medidas van "dirigidas expresamente a asfixiar" la economía de las familias que, "en apenas siete meses, han visto "subidas de impuestos de todo tipo, rebajas salariales facilitadas por la reforma laboral, han sufrido el repago sanitario".

Igualmente, han puntualizado que ahora también les repercutirá "un recorte en las prestaciones por desempleo al que seguirá, posiblemente, la eliminación del Programa Prepara en agosto de este año que dejaría a 600.000 parados sin ninguna cobertura económica".

Finalmente, desde la Unión de Trabajadores han expuesto que se opinen "frontalmente a esta secuencia de ataques contra el poder adquisitivo de los trabajadores", ya que, según han señalado, "acarrearán una nueva retracción del consumo y afectarán negativamente al mantenimiento y a la creación de empleo".

Por último han anunciado nuevas movilizaciones "contra estas medidas, que, como todas las anteriores, son injustas, inútiles y contraproducentes".