UPA advierte que de no llegar agua en enero, "habrá un colapso productivo y un deterioro definitivo del arbolado"

Contador
Sequía
EUROPA PRESS/ASAJA
Publicado 25/11/2017 10:30:05CET

Marcos Alarcón destaca el impacto sobre el empleo directo e indirecto en la Región y en la producción de plantaciones futuras

MURCIA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Murcia (UPA), Marcos Alarcón, ha asegurado que la situación del sector es "dramática" e incluso "catastrófica" ante la falta de agua y advierte que de no producirse medidas "extraordinarias" de aportación de agua de aquí a enero "habrá un colapso productivo y un deterioro definitivo de las plantas de arbolado, siendo incluso "irrecuperable" en algunas zonas.

En una entrevista concedida a Europa Press, hace hincapié en el impacto sobre el empleo directo e indirecto que supondrá esto, así como en la producción de las plantaciones

Marcos Alarcón ha lamentado, así, la "inacción" del Gobierno de España esperando a que llueva, "no ha sido previsor, y se ha dedicado a hacer anuncios y promesas, pero a día de hoy ni se ha ampliado la capacidad de la desaladora de Torrevijea ni ha llegado el precio social del agua desalada y los agricultores del Campo de Cartagena no puedan usar el agua del acuífero sobre el que están sentados, donde lejos de aportar más agua, las actuaciones de la Confederación Hidrográfica destrozando salmoleoductos ha provocado que se disponga de menos agua".

Ha criticado "la falta de actuaciones en inversiones e infraestructuras del Gobierno y la falta de diligencia y determinación para tomar decisiones políticas", causa por lo que, en su opinión, "la sequía está afectando más de lo que debiera".

A día de hoy, ha sostenido, las pérdidas son "incalculables" y aumentan día a día exponencialmente pues, a su juicio, de seguir la situación actual, 2018 "puede ser el año en el que se produzca una perdida de capacidad productiva impresionante y comiencen a secarse árboles", con lo que el papel de motor de empleo, sobre todo en la agricultura, "se verá muy resentido".

Según Alarcón, "no solo afectará al trabajo en el campo, sino también al transporte de mercancías, a las empresas de abono, incluso lo notarán los concesionarios de coches, con una repercusión destacable en el conjunto de la economía de municipios esencialmente agrícolas como Torre Pacheco, Totana o Alhama de Murcia".

Y es que, ha detallado, alguna Comunidad de Regantes de Lorca cuenta con reservas hasta final de diciembre, pero el resto del Valle del Guadalentín "subsiste a duras penas", mientras el Campo de Cartagena no tiene abierto ni los pozos de sequía, en la Vega Media no les queda agua y la zona de frutales "puede aguantar poco más".

Los cítricos deben tomar ahora tamaño "y la cosa va muy mal", hay menos hectáreas de hortalizas y la sequía está "deslocalizando plantaciones a zonas donde hay agua como Hellín y el Noroeste de Murcia o norte de Granada".

Por lo que asegura que ante este escenario "seremos muy activos en las movilizaciones previstas" para exigir al Gobierno de la Nación medidas de urgencia. Los regantes acordaron esta semana la batería de acciones que se van a llevar a cabo con motivo de la situación de sequía, que incluirán una manifestación en Madrid a mediados de enero, así como una manifestación el 12 de diciembre frente a la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) y una concentración el 19 de diciembre simbólica en la desaladora de Torrevieja.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies