UPA critica a Gobierno y Consejería por dejar a los agricultores "entre la incertidumbre y el abandono"

Campo asturiano
EUROPA PRESS
Publicado 22/01/2014 19:21:48CET

Manifiesta que el acuerdo para la PAC alcanzado ayer deja "muchas dudas y pocas certezas" en el campo

MURCIA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) critica el acuerdo alcanzado ayer entre Gobierno y Comunidades Autónomas para la aplicación en España de la nueva PAC, que califica de "una nueva oportunidad perdida" y de haberse negociado "a espaldas del campo español".

"Es la primera vez que Europa nos deja un margen tan amplio para adaptar la Política Agraria Común, y las Administraciones se están repartiendo los fondos como si fueran cromos", se lamenta.

Tras lo que rechaza que los fondos destinados a ayudas acopladas se queden en el 12,08 por ciento, lejos del 15% prometido anteriormente y comprometido por la propia Conferencia Sectorial de Agricultura; también que no se establezca un techo de ayudas por explotación, que queden excluidas las frutas y hortalizas y el viñedo y que la regionalización que determinará cuánta ayuda percibe cada productor se fundamente sólo en 22-24 regiones para toda España y todos los sectores, lo que en opinión de UPA "generará grandes transferencias de fondos entre los perceptores".

UPA reconoce "tímidos avances, aunque insuficientes" en la definición de qué es un agricultor activo y qué actividad mínima debe demostrar. "De lo que se trata es de que las ayudas las reciban los auténticos agricultores y ganaderos y no los especuladores. Parece que han escuchado nuestro clamor", declaran desde la organización, "ahora, los beneficiarios de ayudas PAC al menos deberán demostrar que el 20% de sus ingresos agrarios provienen de la venta de sus productos".

El modelo acordado ayer supone la creación de 22-24 regiones. Para UPA, "solo se han preocupado de limitar las transferencias entre comarcas, pero no de las que se van a producir entre agricultores de una misma comarca".

UPA cree que este modelo se ha diseñado para evitar la "bronca" entre Comunidades Autónomas por la previsible transferencia de fondos, trasladando el problema a los agricultores y ganaderos de los diferentes sectores de actividad.