Urralburu: "Valcárcel es quien se esconde como principal hacedor de la trama de Escombreras"

Publicado 23/03/2018 16:51:50CET

MURCIA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Podemos Región de Murcia, Óscar Urralburu, ha señalado que "ya es hora" de que los responsables políticos del "desastre" de la desaladora de Escombreras "que puede costarnos 600 millones de euros" empiecen a "desfilar por los juzgados para se dirima su responsabilidad en este saqueo de las arcas públicas".

Urralburu ha afirmado que nos encontramos de nuevo ante el "modus operandi del PP en general y de la Región de Murcia en particular". Cargos del gobierno que cometen presuntamente prevaricación, cohecho, mordidas, sobres, apropiación indebida l tráfico de influencias, unos términos que ya tristemente nos suenan habituales", ha dicho el también portavoz parlamentario de Podemos.

Así, ha recordado que la desaladora no se construyó ni para los agricultores ni para el consumo humano, la encargó el gobierno de Valcárcel para "para justificar los desarrollos urbanísticos del pelotazo y para saquear las arcas públicas. La desaladora no solo ha sido un mal negocio para las arcas públicas es uno de los puntos negros de la corrupción de la Región".

El secretario general de Podemos ha incidido en que el PP "eligió las empresas a dedo y se saltaron la ley por todos lados. Esa parte privada también forma parte de la trama. Algo que quedó negro sobre blanco en la Comisión de la Desaladora en la Asamblea Regional. El objetivo no es otro que armar una trama para que la CARM pudiese evitar el concurso público para construir una desaladora con la que alimentar la burbuja inmobiliaria".

Además, como ha subrayado Urralburu, "al gobierno del PP poco le importó que este chiringuito se montase a cargo de las espaldas de los murcianos y murcianas. La trama diseñó la desaladora para que fuera la Comunidad Autónoma la que avalase la construcción de la desaladora y la que diese respaldo a las posibles pérdidas de las empresas privadas, concretamente a las del grupo COBRA que pertenece a ACS".

Por último, ha hecho hincapié en que la trama que montó el PP "puede acabar costando a todos los murcianos y murcianas 600 millones de euros que van a ir a parar a las manos del grupo ACS. Cuando el coste real de la desaladora está fijado en alrededor 111 millones de euros y es una cantidad ya pagada por la CARM en diversos conceptos".