La UTE encargada de las obras del Teatro Romea rechaza responsabilidades en el retraso de las obras

Teatro Romea de Murcia
EP
Actualizado 22/10/2010 16:37:49 CET

Achacan la demora a problemas detectados posteriormente al inicio de la reforma, "que obligaban al replanteo de las obras"

MURCIA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Unión Temporal de Empresas (UTE), encargada del proyecto y ejecución de obras de reforma del interior del Teatro Romea, rechaza su responsabilidad en el retraso de las obras de reforma del mismo, "habida cuenta de que no se ha aprobado el proyecto modificado a consecuencia de las graves deficiencias encontradas y que garantiza su apertura al público con garantías de seguridad".

Las empresas encargadas de la reforma, Trimtor S.A. y Azuche 88 S.L., que suscribieron el contrato con el Ayuntamiento de Murcia el 2 de julio de 2009, afirman que no tuvieron acceso a su interior, para comenzar las obras, hasta el 12 de enero de 2010. En ese momento, aseguran, encontraron graves daños en las instalaciones del teatro, desconocidas hasta el momento por todas las partes implicadas.

Para el gerente de la Unión Temporal de Empresas, Patricio Tripiana, "hasta que no se firmó el acta de replanteo, en enero de 2010, no se pone a nuestra disposición la entrada en el edificio. Por tanto, no acumulamos tres años de retraso, como se nos acusa, en la ejecución de las obras".

A pesar de que los directores de obra subrayaron en numerosas ocasiones la necesidad de subsanar esos daños para poder continuar con la labor de reforma, matizan que la Oficina Técnica de Arquitectura (OTA) del Consistorio de Murcia "no sólo se negó en primera instancia la necesidad de acometer nuevas actuaciones, sino que pretendió imputar el coste de las reparaciones a la UTE".

Los directores de obra emitieron un primer informe técnico el 22 de febrero de 2010 en el que se especificaban los problemas detectados y que obligaban al replanteo de las obras y al consiguiente retraso de las mismas, previo consenso técnico y económico.

Ese consenso, añaden, "nunca se produjo y desde la fecha se inicio una tramitación con cruce de informes y solicitudes en los que las empresas responsables de la obra han resultado perjudicadas en lo económico, pero también en imagen y prestigio".

EXPEDIENTE SANCIONADOR Y NULIDAD DEL ACUERDO

El pasado 29 de septiembre la Junta de Gobierno Municipal acordó suspender la tramitación del proyecto modificado e iniciar un procedimiento sancionador por supuesto retraso. Esto supone el incumplimiento del contrato administrativo suscrito y el pliego de cláusulas redactado por el propio Ayuntamiento de Murcia, que obliga a que exista una propuesta de la dirección de obras en tal sentido.

Miguel del Toro, presidente de la Compañía Trimtor, ha denunciado su "improcedencia", ya que este debería hacerse "a propuesta de los directores de obra, nunca a instancias de los supervisores de la OTA. Por tanto, no cabe otra alternativa que la nulidad del acuerdo".

"Además -continuó, es injusto, porque a juicio de la UTE no ha existido retraso que le sea imputable en la finalización de los trabajos objeto del contrato".

Las empresas que integran la UTE Teatro Romea se siente responsables, pero no del retraso que acumula la reforma, advierten, "sino de finalizar las obras en óptimas condiciones y con las garantías de calidad y seguridad que merecen los ciudadanos de Murcia".

Al mismo tiempo, afirman haberse comprometido en terminar la obra, pues "estamos capacitados, somos una empresa solvente de reconocido prestigio y no vamos a abandonar la obra bajo ningún concepto". Y es que, según Miguel del Toro, las obras podrían estar finalizadas para enero de 2011 "en condiciones normales".