Valcárcel no teme el intervencionismo en Murcia porque "las cuentas están muy claras" y no hay "facturas en los cajones"

 Ramón Luis Valcárcel
EUROPA PRESS
Actualizado 21/02/2012 14:15:09 CET

Insiste en "fórmulas imaginativas" y "valientes" para mantener servicios básicos de calidad

MURCIA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, no teme el intervencionismo del Gobierno central en las cuentas de la Comunidad porque "están muy claras, nosotros no tenemos facturas en los cajones, por lo que se pueden mirar las cuentas con absoluta transparencia".

Sin embargo, el presidente murciano, en declaraciones al programa 'Los Desayunos' de TVE recogidos por Europa Press, sí espera que el Gobierno haga una revisión del sistema de financiación autonómica "que sea la que tiene que ser", ya que considera que en el actual sistema, Murcia sale perjudicada.

En este sentido, ha reconocido que la Comunidad es la que acumula más déficit, a pesar de ser la cuarta menos endeudada, y ello se debe, según su presidente, a que año tras año incrementa su población -sigue llegando gente de fuera-, a una caída de los ingresos y que el sistema de financiación no la trata con justicia.

"Lógicamente hay un desfase en lo que tenemos que gastar porque hay que dar servicios a esos ciudadanos (educación, sanidad y políticas sociales) y lo que ingresamos", señala Valcárcel, quien no está dispuesto a "cerrar hospitales o decirle a determinados ciudadanos que no van a recibir un determinado servicio básico".

Por eso, insiste en que "hay que decirle al Gobierno que tenemos un desfase muy importante, muy preocupante con respecto a otras comunidades autónomas", y es que, ha explicado "en financiación per cápita hay autonomías en España que están recibiendo por habitante más de 500 euros más que Murcia, lo que no puede ser es que estemos haciendo política en función del territorio y no en función de las personas, que un murciano es tan español como cualquier ciudadano de cualquier parte de España".

Con respecto a la media, Murcia cuenta con 115 euros menos por habitante. Si se le pagara esa diferencia por 1,5 millones de habitantes y si no se le hubiera quitado el fondo de competitividad, Murcia no sería de las que acumula más déficit, ha asegurado.

"HAY QUE SER VALIENTES"

El presidente murciano ha negado una vez más que haya planteado nunca el "copago como tal" y ha defendido la búsqueda de "fórmulas imaginativas". "Hay que hacer esfuerzos, hay que ser valientes, ya que no podemos estar sosteniendo un sistema que es insostenible" y ha advertido que "enrocarnos en ser los más sociales" puede acabar con la sanidad, la educación y los servicios básicos.

Como ejemplo ha puesto el céntimo sanitario, que ya se está aplicando en muchas comunidades autónomas, incluida la de Murcia. "Al igual que esa idea se le ocurrió a alguien, apliquemos otras medidas en ese sentido", ha animado Valcárcel, "todo menos que terminemos por cargarnos un sistema de bienestar, que yo no estoy por la labor de hacerlo".

Por eso, ha insistido, "o garantizamos, mediante unos ingresos adicionales, esos servicios o simplemente desaparecen" y ha abogado por hacer esfuerzos económicos para controlar ese déficit pero también reclama financiación.

El presidente murciano reconoce que, evidentemente, "el estado de bienestar lo pagamos los ciudadanos", pero "en época de abundancia lo hemos puesto a un nivel muy alto, porque había dinero, pero ahora hay que poner imaginación para no perder esa calidad y eso significa solidaridad, esfuerzo, sacrificio y una redistribución de los impuestos según la cual el que más tiene que pague más para poder mantener esa calidad al más vulnerable".

Ha asegura que no les gusta subir impuestos, "pero cuando la situación es la que es y es esa la exigencia, la cuestión es qué tipo de impuestos subo, porque no es lo mismo subir el IRPF -y no nos gusta subirlo- que subir el IVA. Porque el primero sí va a afectar al que más tiene y el segundo va a machacar a todos por igual, cuando no todos tienen la misma riqueza", ha señalado.

"EL DINERO ESTÁ LLEGANDO A LORCA"

Por otra parte, y al ser preguntado por Lorca, el presidente ha defendido que "el dinero está llegando", pero que "nadie puede pretender que Lorca se pueda levantar en cuestión de meses, no es así lamentablemente".

En este sentido ha anunciado que se está conformando un plan de inversiones, ya que antes sólo había "un decreto insuficiente, que daba ayudas insuficientes, por ejemplo para comprar una casa 100.000 euros, 24.000 euros por enseres, etc".

Por ello aboga por "revisar el decreto y poner más dinero para volver a la normalidad", que se traduce en que los ciudadanos de Lorca vuelvan a sus casas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies