El miembro del GICM Atila Turk reconoce que albergó a El Haski en Francia en marzo de 2004

Actualizado 22/05/2007 13:51:51 CET

MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El miembro de la célula francesa del Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM) Attila Turk detenido en Francia, reconoció hoy ante el tribunal del 11-M que albergó en su casa en marzo de 2004 al acusado de la autoría intelectual de los atentados del 11 de marzo de 2004 Hassan El Haski. No obstante dijo no recordar si le alojó antes o después de la masacre.

En declaraciones judiciales y ante la policía, Turk indicó que uno de losreuni considerados autores intelectuales de los atentados, Hassan El Haski, le había confesado que quienes perpetraron los atentados del 11-M eran gente de su grupo.

Añadió en esas declaraciones que en noviembre de 2003 se produjo una reunión en Bruselas convocada por el líder del GICM en Europa, Abdelkader Hakimi, a la que acudió El Haski con objeto de disputarle la dirección del grupo.

A través de videoconferencia desde la localidad francesa de Versalles dijo no obstante que en aquel año él se limitó a participar en una comida y no recuerda si El Haski acudió o no a la misma. Dijo que en entonces no hablaba francés por lo que no pudo entender qué se trató durante el encuentro.

Indicó, además, que desconoce quien es Hakimi y que no sabe que és el GICM. Admitió que en la reunión participaron Bachir Goumid, también preso en Francia por pertenencia al grupo, y Mourad Chabarou encarcelado en Bélgica por su condición de miembro de este movimiento.

Negó que El Haski estuviera nervioso o preocupado antes de los atentados de marzo en Madrid y dijo que nunca indicó esto a la policía gala y que se limitó a explicar a los agentes que le había albergado porque no tenía vivienda y estaba buscando trabajo. Por ello, admitió, participó en la búsqueda de una vivienda de alquiler para el acusado, que se quedó en el país unos 15 días. "No sé donde fue después", expresó. Turk indicó, por otra parte que no conoce a los acusados Jamal Zougam y Youssef Belhadj.

Después de su declaración se produjo la de otro de los árabes encarcelados en Francia por pertenencia al GICM Ahmed M' Saad. El testigo explicó que El Haski se alojó en dos ocasiones en casa de sus padres en Francia, una de ellas antes de los atentados, hasta el día 8 de marzo. Dijo que también permaneció en varias ocasiones en casa de su hermano Youssef.

Tras la masacre no volvió a verle, agregó. No obstante confirmó las declaraciones que prestó ante las autoridades galas a las que dijo que el acusado regresó a casa de sus padres en abril de 2004. Cuando el acusado fue detenido su familia quedó muy sorprendida, afirmó. En cuanto a las tendencias religiosas de El Haski dijo no recordar si era radical en este aspecto ni si hablaba sobre la guerra de Irak.

HERMANOS M' SAAD

La conexión desde Versalles incluyó además la declaración del hermano de Ahmed, Youssef M' Saad que explicó que coincidió con El Haski en Siria y posteriormente en dos ocasiones en Francia antes de los atentados de Madrid. Indicó que el acusado tenía un móvil un Nokia negro o azul oscuro, al que le llamaban sus amigos extranjeros, desde Siria y Bélgica. Para realizar llamadas solía trasladarse a un locutorio, destacó.

El Haski --que según dijo no recibía el nombre de Abú Ansa-- no desempeñaba ningún empleo, no obstante, enviada dinero a su mujer que si encontraba en Siria, cantidades de las que disponía de antes, explicó el testigo. Además, añadió, amigos de un restaurante le entregaban cantidades en ocasiones.

Después de los atentados el acusado estaba "normal" y "no tenía miedo", puso de manifiesto M' Saad. Como todos los árabes de Oriente Medio en aquellos momentos solía ver Al Yazhira Televisión, agregó. Añadió que El Haski trabajaba en ocasiones como autónomo en el Instituto Al Fatah de Damasco como profesor de los jóvenes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies