Peritos señalan que el ADN de los acusados Bouchar y Ghalyoun apareció en la casa de Leganés

Actualizado 22/05/2007 19:50:01 CET

MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

Los peritos de la Policía Científica encargados de los análisis de identificación de ADN en distintos escenarios relacionados con el 11-M detectaron los perfiles genéticos de los acusados Abdelmajid Bouchar y Basel Ghalyoun en la casa de Leganés donde se suicidaron siete terroristas islamistas el 3 de abril de 2003.

El ADN de Bouchar apareció en unos huesos de dátil localizados en los escombros de la vivienda mientras que el de Ghalyoun figuraba en un gorro árabe de color blanco encontrado también entre los restos de la casa.

A preguntas del abogado defensor de Ghalyoun, José Luis Abascal, los peritos precisaron que tomaron dos muestras de este gorro y solo una de ellas, recogida en la parte interior, dió positiva. La prenda llevaba bordadas, concretaron, las letras Abdulá en la parte superior exterior. Uno de los suicidas, Abdennabi Kounjaa, recibía habitualmente este apelativo.

En cuanto a Bouchar, los expertos señalaron que su perfil genético se detectó también en un cuchilla incautada en el registro de la casa de Morata de Tajuña, donde se prepararon los explosivos utilizados en los atentados.

El ADN sitúa, por otra parte al acusado Mohamed Bouharrat en un vehículo Renault 19, que según explicó este acusado en su testimonio al inicio de la vista oral pertenecía a un conocido de nombre Abderramán. Utilizó el vehículo*para dormir*durante un tiempo a su regreso de un viaje.

Los peritos concretaron que únicamente hallaron ADN de otro de los acusados Jamal Zougam, en el coche de su propiedad, marca Mitsubishi. Reconocieron también que las comparativas efectuadas con el ADN de Rabei Osman El Sayed alias "Mohamed El Egipcio" facilitado por las fuerzas de seguridad italianas no arrojaron resultados que le sitúen en los escenarios.

El resto de perfiles genéticos encontrados en Leganés, Morata de Tajuña u otras escenarios relacionados con los atentados como la vivienda de Albolote (Granada) que pudo ser alquilada para facilitar la huída tras la masacre o la furgoneta Kangoo en la que se transportaron los explosivos hasta la estación de Alcalá de Henares, corresponden a distintos suicidas como Rifaat Anouar, Jamal Ahmidan o los hermanos Oulad Akcha.

En cuanto a los huidos, los expertos destacaron que el ADN de Mohamed Afalah, al que se considera muerto en Irak, apareció en el Skoda Fabia que pudo utilizarse también para el transporte de explosivos junto al del suicida Alekema Lamari.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies