Un policia afirma que vió dos mochilas sospechosas en el andén El Pozo, una de ellas con un artefacto

Actualizado 19/03/2007 20:02:14 CET

MADRID 19 (EUROPA PRESS)

Un agente del Cuerpo Nacional de Policía que se acudió la mañana de los atentados a la estación de cercanías de El Pozo afirmó esta tarde ante el tribunal del 11-M que cuando accedió al andén localizó dos mochilas sospechosas, y en una de las ellas pudo observar a través de una apertura un teléfono móvil, del que sobresalían varios cables que se introducían en el interior de la bolsa.

El agente policial subrayó que la primera mochila estaba situada cerca de la entrada por la que accedió y que al estar cerrada no pudo hacer un examen visual de su interior. Poco después vio en el andén cerca del muro otra bolsa, que presentaba una apertura.

Por el orificio observó un "paquete azul" y un teléfono con una estructura cableada que se orientaba hacia el interior de la bolsa. Ante ésto, el testigo desalojó la zona y avisó a las personas que se encontraban en el lugar de la presencia de un posible artefacto explosivo. El policía explicó que después avisó a los agentes de los TEDAX y que incluso se puso en contacto con un subinspector de este cuerpo, quien le comunicó que enviaría un equipo al foco de la explosión.

Especificó, además, que no habló con ningún agentes de la policía municipal ni nadie le comunicó antes de ver la mochila que se había encontrado un artefacto sin explosionar en este tren, si bien no negó la posibilidad de que su compañeró recibiera alguna comunicación al respecto.

A preguntas de la fiscal Olga Sánchez, el testigo relató que tras estas iniciativas no "volvió a entrar" en el andén porque procedió a acordonar la zona para establecer las pertinentes medidas de seguridad, por lo que "no hubo opción de mirar" más enseres y vestigios de la explosión.

El testigo, miembro de la unidad motorizada vinculado al departamento de Seguridad Ciudadana de la Policía, explicó que antes de desplazarse con su compañero a la estación de El Pozo, estuvo presente en la estación de Atocha tras la explosión de las bombas. Una vez allí, el testigo relató las experiencias que vivió hace tres años. "Olía a sangre y a pelo quemado, había gente destrozada, y partes de cuerpos de personas", dijo el testigo.

El juicio finalizó pasadas poco después de las seis de la tarde al cumplirse el programa previsto para la jornada de hoy y se reanudará mañana a las 10 con testimoniales policiales sobre la localización y traslado de la mochila de Vallecas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies