Sindicato CSI-CSIF culpa al Gobierno de la huelga de hambre iniciada por los implicados del 11-M

Actualizado 10/05/2007 21:56:50 CET

SEVILLA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El sindicato de prisiones del CSI-CSIF aseguró hoy que la decisión de cuatro implicados del 11-M de iniciar una huelga de hambre "es fruto de la nefasta política penitenciaria del Gobierno en el caso de De Juana Chaos", y que sucesos como la protesta iniciada por Julián Muñoz "suponen un chantaje para todos los españoles".

En declaraciones a Europa Press Televisión, el presidente nacional de este sindicato, José Ramón García, explicó que "más de 50 internos están en huelga de hambre desde que el Gobierno iniciara la nefasta política penitenciaria con De Juana Chaos".

García añadió que los presuntos autores del 11-M han visto como "se ponen asesinos en la calle si están en huelga de hambre, por lo que estos asesinos buscan una medida similar".

En este sentido, indicó que "cada día se ponen más presos en huelga de hambre, porque ven que consiguen prebendas con este tipo de presiones, y todo esto está poniendo en peligro la seguridad para los funcionarios de prisiones".

El representante sindical pidió que "antes de tomar decisiones de este tipo, se reflexione sobre las consecuencias que pueden tener para el sistema penitenciario español", y animó al Gobierno "a cumplir la ley y no dar beneficio a ningún preso que se ponga en huelga de hambre".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies