Una tarjeta a nombre de Moutaz se usó en un terminal localizado en el piso de los suicidas de Leganés

Actualizado 30/05/2011 14:39:23 CET

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Una tarjeta teléfonica a nombre del acusado Moutaz Almallah Dabbas fue empleada en uno de los móviles localizados en el piso de la localidad madrileña de Leganés, en el que se suicidaron siete de los autores materiales de los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, ha asegurado una testigo policial en la primera jornada del último juicio relacionado con la masacre.

Según ha explicado una agente de la Unidad Central de Información Exterior (UCIE) en el juicio iniciado esta mañana en la Audiencia Nacional contra el propietario del local de la calle Virgen del Coro de Madrid, la tarjeta telefónica le fue incautada a uno de los inicialmente condenados por los atentados, Basel Ghalyoun, que vivía en una vivienda de la calle Virgen del Coro de Madrid, propiedad del acusado y que fue absuelto por el Tribunal Supremo.

El número estaba reflejado en una agenda telefónica localizada en Virgen del Coro bajo la denominación 'Basel 2' .

El juicio, presidido por el magistrado Fernando García Nicolás, se ha iniciado esta mañana en la sede de la Audiencia Nacional en la localidad madrileña de San Fernando de Henares. Moutaz Almallah Dabbas se ha negado a contestar a las preguntas efectuadas por las acusaciones y por su abogado. El fiscal Miguel Ángel Carballo pide una pena de 8 de años de prisión en su contra.

Almallah Dabbas no pudo ser juzgado junto con el resto de acusados por la masacre debido a que se encontraba en aquel momento detenido en Londres, donde residía. Fue entregado en marzo de 2007 a España por las autoridades británicas que le detuvieron el 19 de marzo de 2005 en su casa de Slough (oeste de Londres), un día después de que su hermano Mouhanad fuera arrestado en Madrid.

La Audiencia Nacional le dejó en libertad a la espera de la celebración de la vista oral en octubre de 2008 tras abonar una fianza de 10.000 euros impuesta por el juez Eloy Velasco, que le imputaba en fase de instrucción la comisión de un delito de pertenencia a organización terrorista.

Su hermano, Mouhanad Almahad Dabbas, que se encontraba también entre los acusados, fue absuelto por el Tribunal Supremo en sentencia firme después de que la Audiencia Nacional le condenara a 12 años de cárcel por pertenencia a organización terrorista.

ADOCTRINAMIENTO 'YIHADISTA'

En el local propiedad del sirio se mantenían encuentros de adoctrinamiento 'yihadista' en los que, según desvela la Fiscalía en su escrito de calificación provisional de los hechos, se utilizaban incluso soportes audiovisuales. En el sótano de la vivienda se guardaban textos referidos al líder de Al Qaeda, Osama Ben Laden, para su distribución, defiende el Ministerio Público.

Por su parte, el jefe de la Sección que se ocupó de las investigaciones sobre el 11-M ha declarado ante el tribunal que tanto Moutaz como su hermano formaban parte de la primera estructura islamista investigada en España, liderada por el sirio Eddin Barakat Yarkas, 'Abú Dahdah', y desarticulada a través de la conocida como 'operación Dátil'.

En opinión del instructor del 11-M la figura de Almallah Dabbas es "similar" a la de Rabei Osman El Sayed, 'Mohamed el Egipcio'. "Es una persona con unos conocimientos técnicos elevados y capacidad de adoctrinamiento basada en su cercanía con los dirigentes del momento", ha especificado el testigo.