15M.- El director de los Mossos dice que su imputación no condicionará sus decisiones

El Dtor. De Mossos, Manel Prat, Y El Secr. Gral. De Interior, Xavier Gibert
EUROPA PRESS
Actualizado 25/01/2012 14:22:36 CET

BARCELONA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El director general de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat, ha asegurado que su comparecencia ante el juez como imputado por las cargas policiales en la acampada de los 'indignados' en plaza Catalunya "no condicionará" sus responsabilidades y las decisiones futuras como máximo responsable al frente de la policía.

"Los ciudadanos pueden estar tranquilos porque la policía continuará haciendo su trabajo con la máxima profesionalidad y espíritu de servicio", ha indicado.

En una breve declaración este miércoles sin admitir preguntas a su salida de prestar declaración en el Juzgado de Instrucción número 4 de Barcelona, ha reiterado que la operación policial en la acampada del 27 de mayo tenía como "objetivo principal" retirar objetos peligrosos ante una eventual victoria del FC Barcelona, que se celebra en esa zona y que suele derivar en altercados.

Ha valorado que su declaración, que ha durado unas dos horas y en la que ha contestado a todas las partes, ha transcurrido "muy positivamente", y que sus explicaciones ante el juez han ido en el mismo sentido que las afirmaciones realizadas en diferentes ruedas de prensa y en la comparecencia en la comisión de Interior del Parlament.

Prat ha llegado a las 9.45 horas a declarar como imputado en el Juzgado de Instrucción número 4 de Barcelona, en la Ciudad de la Justicia, después de que el juez admitiera a trámite hace más de un mes la querella que presentaron 56 personas desde la comisión penal de la acampada 'indignada' por las cargas policiales, que dejaron un centenar de heridos.

Ha estado en todo momento arropado por el secretario general de Interior, Xavier Gibert, el comisario jefe de los Mossos, Josep Milán, y el comisario portavoz de los Mossos, Joan Miquel Capell, y se ha encontrado con la protesta que protagonizaban una quincena de personas que están en la querella presentada.

Los manifestantes llevaban camisetas y pancartas que reproducían declaraciones realizadas por Puig tras la actuación policial en plaza Cataluña: 'Hasta donde nos permita la ley, y un poco más', 'Asumo todas la responsabilidad, volvería a tomar la misma decisión', 'Seguramente sea el único que entendió qué pasó el 27 de mayo'.

A la salida de Prat de su declaración, la manifestación de los querellantes le ha pitado, abucheado y le han seguido con las pancartas, profiriendo algunos insultos como: "Asesino" y "cabrón".

Uno de los querellantes, Guillermo Rojo, ha explicado a Europa Press que con esta protesta han querido reafirmar con su presencia la presentación de la querella y evidenciar que "el último responsable de todo es Felip Puig".

Ha recordado que se han querellado porque, a su entender, con la operación policial se vulneraron derechos fundamentales como el de reunión y manifestación, libertad de movimiento y retención ilegal.

En esa misma línea, ha declarado por este caso la exteniente de alcalde y exresponsable de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Assumpta Escarp, que aseguró que la Guardia Urbana --cuerpo que estaba bajo sus órdenes-- actuó solo para sanear la plaza de objetos peligrosos ante una eventual victoria azulgrana, que siempre se celebra en los aledaños de plaza Catalunya y que acostumbra a acabar en disturbios, y que tenía órdenes de no cargar.

También ha sido imputado el intendente Antoni Antolín y el responsable de la Brigada Móvil, David Bordas, que comparecerán este jueves y la semana que viene, respectivamente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies