Blanco reta a Rajoy a dimitir si pierde el referéndum planteado como un castigo a Zapatero

Actualizado 03/06/2006 23:19:42 CET

Dice que el PSOE está "orgulloso" del trabajo del PSC y que Montilla "ha sufrido como nadie en España y Catalunya" por las embestidas del PP

CERDANYOLA DEL VALLÈS (BARCELONA), 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario de organización del PSOE, José Blanco, instó hoy al líder del PP, Mariano Rajoy, a aclarar "qué hará" la noche del 18 de junio cuando gane el 'sí' en el referéndum del Estatut después de que el PP lo haya planteado como un plebiscito al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Según Blanco, Rajoy "se equivoca cuando dice que el referéndum es a Zapatero" pero señaló que "si quiere que así sea, ¡qué va hacer el 18 por la noche si le sale mal? Que lo diga". "Ya sabemos que a Rajoy le importa poco el contenido del Estatut y que lo de España se rompe es una milonga", añadió y auguró que "vamos a tener" Zapatero "para rato".

Blanco aseguró que "ni España se rompe ni el Estado se hunde" y aseveró que "quien está en riesgo de quebrarse y hundirse, si sigue así, es el PP". Para Blanco, Rajoy "no sabe hacer de líder de la oposición porque no estaba preparado para ello" y tomó un partido con mayoría absoluta "que llevó a la oposición y, como siga por este camino, lo va a dejar en el chasis".

El secretario de organización del PSOE y el primer secretario del PSC, José Montilla, fueron los protagonistas de un acto de campaña del Estatut en el hotel Campus del recinto de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) en Cerdanyola del Vallès y en el que numerosas de las 200 butacas se quedaron vacías.

Pese a centrar sus discursos en atacar al PP, el trozo de lema de campaña del PSC en el que se hace referencia a los populares --'Sí, gana Catalunya. No, gana el PP'-- no apareció en el escenario y sólo aparecía como fondo el fragmento en positivo del eslogan.

En su intervención, al margen de ataques al PP, Blanco también aprovechó para lanzar un mensaje con marcado contenido electoral al advertir que el referéndum es el primer paso del trabajo que "va a continuar" con las elecciones autonómicas de las que saldrá el Gobierno que desarrolle este Estatut. Para Blanco, "no hay mejor gobierno que un Gobierno socialista, porque es quien mejor conoce este Estatut".

"EL PSC Y NADIE MÁS QUE EL PSC".

No se pronunció sobre posibles candidatos pero sí aprovechó la presencia de Montilla para destacar que "ha sufrido como nadie en España y en Catalunya" las embestidas del PP, "los descalificativos, el rencor y las iras de la derecha española que nunca ha entendido a Catalunya y la España plural". Blanco añadió que el PSC puede sentirse "orgulloso" porque "ha sido el PSC, y nadie más que el PSC, el que dio todos los pasos para conseguir" el "mejor Estatut que nunca ha tenido Catalunya a lo largo de su historia".

Blanco no citó el trabajo del presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, y destacó que el PSC "ha cumplido con su palabra" de impulsar una reforma del Estatut ya comprometida en 1995, con Joaquim Nadal como candidato. Sí que resaltó, no obstante, que "lo primero que ha hecho el Gobierno de progreso de Catalunya es dar ese impulso al autogobierno".

El dirigente socialista reconoció los "esfuerzos" de los socialistas catalanes y los de "todos" en el PSOE para "acompañaros en este deseo". El resultado, según Blanco, es "el orgullo de los socialistas de España porque Catalunya ha abierto la puerta a un proceso de descentralización, que lo que va a traer es avance y progreso para todos los pueblos y rincones de España".

CONTRA LOS AGOREROS Y PROFETAS DEL DESASTRE.

En esta línea, Blanco pidió un 'sí' "rotundo" al Estatut frente a los "agoreros del 'no' que sólo quieren aguarnos la fiesta para evitar que Catalunya y España avancen". No obstante, admitió que el PP por fin se ha destapado y el propio Rajoy ha dicho "las verdades del barquero: le importa poco Catalunya, le importa poco España, lo que le molesta es que en Catalunya haya un Gobierno socialista y que en España haya un Gobierno socialista".

Blanco lamentó que el PP "diga hoy lo mismo que en 1979" con Fraga al frente, aunque admitió que "viendo a Rajoy y a Acebes, hasta Fraga me parece moderado". Así, preguntó a Rajoy "¿en qué momento de la historia de España, España estuvo más unida y cohesionada: en la España de los Reyes Católicos, en la España de Franco? Nunca hubo más cohesión en nuestro país porque nunca hubo tanta igualdad".

A juicio de Blanco, el Estado autonómico "ha garantizado como nunca el progreso y avance de España desde la diversidad, la identidad de cada territorio, y sus lenguas propias". Por ello, recomendó al PP "menos golpes de pecho supuestamente patrióticos y más compromiso con la España real, que no es uniforme como la pretende hacer Rajoy y Acebes".

Según Blanco, Rajoy y el PP "confunden cohesión con centralismo" y les instó a "decir con claridad que quieren volver al modelo anterior, a una España con el poder alejado de los ciudadanos y centralizado".

"Que no engañen y que no dividan a los españoles", pidió. Para mostrar la debilidad de los argumentos del PP, Blanco recordó la oposición del PP a la ley del divorcio que protagonizó el entonces diputado Francisco Alvarez Cascos. "Decía que se rompía la familia y él ha hecho tres familias y se ha beneficiado de una ley aprobada por los socialistas". También citó el "festín" de la boda de un concejal del PP de Orense con su novio "delante de la plana mayor del PP". "Eran profetas del desastre, pero son un desastre como profetas porque no dan ni una", concluyó.

MONTILLA: "AL PP SÓLO LE QUEDA EL INSULTO".

A todo ello, el primer secretario del PSC, José Montilla, aseguró que al PP "sólo le queda el insulto" y centrar la campaña en "deteriorar" a Zapatero. El dirigente socialista se refirió al "exabrupto" preferido por Josep Piqué la noche de inicio de campaña "para criticar a los que no piensan como ellos" y señaló que "ante un boicot a un acto electoral no se puede recurrir al insulto porque es ponerse a la misma altura".

Para Montilla, "insultar a los que discrepan --llamaron "facha" a Piqué-- es un ejemplo de que al PP se le ha acabado la caja de los truenos y no saben que decir". "Ahora el PP enseña sus cartas. El Estatut les importa poco, muy poco, sólo quieren recuperar el poder", señaló y añadió que "sus esfuerzos para hacer fracasar el Estatut tienen un sentido puramente instrumental", ya que "sus pretensiones son debilitar los gobiernos de Pasqual Maragall y de José Luis Rodríguez Zapatero".

EVITAR FRIVOLIDADES ANTE LAS URNAS.

Según Montilla, el día 18 de junio "tenemos que transformar cada mentira del PP sobre el Estatut en un voto afirmativo" La victoria del 'sí', dijo es "la mejor respuesta de Catalunya a las campañas de odio y rencor que ha incitado el PP". "Las frivolidades no tienen cabida", añadió y recordó que "Catalunya se juega su futuro. Ahora toca Catalunya, ahora toca sí".

Montilla se dirigió específicamente a los jóvenes, a quienes estaba dedicado el acto, para recordarles que "el futuro viene de la mano del nuevo Estatut" y serán los "principales beneficiarios del progreso que significa el nuevo texto".