Maragall celebra con Montilla la victoria del 'sí' en el Palau de la Generalitat

Actualizado 19/06/2006 1:44:04 CET

BARCELONA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, y el primer secretario del PSC, José Montilla, celebraron esta noche con un ostensible abrazo ante los periodistas la victoria del 'sí' en el referéndum del Estatut. Montilla acudió al Palau de la Generalitat para participar en la recepción que ofrecía Maragall a la sociedad civil y en la que se congregó casi el gobierno en pleno y la plana mayor del PSC.

También hubo celebración ostentosa con el conseller de Relaciones Institucionales y Participación, Joan Saura, acompañado de su esposa, que también posaron divertidos con Maragall y Diana Garrigosa ante los fotógrafos haciendo el símbolo de victoria con los dedos.

La vicepresidenta del PSC, Manuela de Madre, fue la primera representante del PSC en llegar, al mismo tiempo que el conseller de Medio Ambiente y Vivienda, Francesc Baltasar, y el vicepresidente, Jordi Guillot. No acudió nadie de CiU, el otro partido del 'sí', y sólo se pudo ver al ex conseller de Industria en gobiernos de CiU, Antoni Farreras.

Algo más de medio millar de personas se congregaron esta noche en el Pati dels Tarongers de la Generalitat --se habían enviado 2.000 invitaciones-- para celebrar la victoria del 'sí' en el referéndum. Entre los invitados el alcalde de Barcelona, Joan Clos, la vocal del Consejo General del Poder Judicial, Montserrat Comas; el presidente de Caixa de Catalunya, Narcís Serra, que siguió parte del escrutinio desde el despacho de Maragall.

También se dejaron ver la actriz argentina Cecilia Rosetto, el promotor de moda Paco Flaqué, la diseñadora Roser Marcé, o el director del Institut d'Estudis Autonòmics (IEA), del que ha salido gran parte del trabajo previo del Estatut, Carles Viver Pi i Sunyer. Asimismo, acudieron los delegados de la Generalitat en Madrid y en Bruselas, Santiago de Torres y Anna Terrón, y la secretaria general de Relaciones Internacionales, Margarita Obiols, entre otros altos cargos.

Maragall había llegado a Palau sobre las 19,00 horas y siguió la evolución de los datos de participación y el escrutinio junto a su equipo más próximo desde su despacho, por donde pasaron a primera hora los consellers portavoz, Joaquim Nadal, y de Gobernación, Xavier Sabaté.

Ya avanzado el recuento, abandonó el despacho junto a su esposa, Diana Garrigosa, para acudir al Arxiu de Comptes, donde habían ido reuniéndose sus consellers. Todos juntos, y seguido de muy cerca por Narcís Serra, hicieron su entrada en el Pati dels Tarongers donde, tras unos segundos de indecisión, los invitados optaron por aplaudir.

El presidente de la Generalitat repartió saludos a todos los presentes, pese a su lesión en la mano derecha, pero no hubo brindis, a pesar de que un camarero persiguió a la comitiva presidencial durante varios minutos. Tras los saludos, Maragall volvió a sus dependencias para proceder a maquillarse y comparecer ante los medios de comunicación.

A su intervención, seguida por los invitados desde pantallas de televisión en el Pati, le siguió un nuevo aplauso, al igual que la de José Luis Rodríguez Zapatero, cuando fue retransmitida por las diferentes televisiones conectadas. Después, volvieron los saludos y los abrazos, el primero, con Montilla.