Aguirre dice que el adversario del PP no parece que se vaya a rendir aunque ahora necesite "respiración asistida"

PP MADRID MITIN LAS ROZAS AZNAR, AGUIRRE, GARCÍA ESCUDERO Y ALCALDE LAS ROZAS
EP/PP
Actualizado 12/11/2011 18:42:12 CET

LAS ROZAS (MADRID), 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha pedido este sábado en un mitin que ha compartido en Las Rozas con el expresidente José María Aznar, apoyo en las urnas el 20 de noviembre porque sabe que el adversario del PP "es muy correoso, no se va a rendir, aunque hoy parece que necesita respiración asistida".

Aguirre, respaldada por el alcalde de Las Rozas, José Ignacio Fernández Rubio, y por el candidato número uno al Senado por el Partido Popular, Pío García Escudero, ha afirmado que "nadie ha ganado nunca unas elecciones sin bajarse del autobús, sin dejarse la piel, sin luchar hasta el último momento". "Nuestro adversario es muy correoso, no se va a rendir, aunque hoy parece que necesita respiración asistida", ha opinado.

También ha destacado que para afrontar "todas las reformas" de un posible gobierno presidido por Mariano Rajoy es "imprescindible" que su partido cuente con una "mayoría amplísima" en las elecciones del día 20.

Aunque Aguirre se ha mostrado convencida de que su partido obtendrá un voto "muy mayoritario" y ha señalado que "no hay nada ganado" porque el "peor enemigo" antes de unas elecciones "es fiarse completamente de las encuestas". Además, ha asegurado que su adversario político "es muy correoso" y que "no se va a rendir" aunque "hoy parece que necesita respiración asistida".

Por este motivo, la 'popular' ha pedido a los militantes de su formación política que lleven el mensaje del PP "a todos los rincones de la Comunidad y toda España" para que les den su "confianza" los indecisos y quienes no han votado nunca al PP. "Hay que darles un empujón para que nos den su confianza por primera vez y explicarles que no se van a arrepentir", ha añadido.

"La tarea que le espera al Gobierno de Mariano Rajoy va a ser ingente. Para afrontar todas esas reformas es imprescindible contar con esa mayoría amplísima. Necesitamos una victoria muy grande. No nos vale una victoria por la mínima. Por eso no podemos perder un solo voto. Tenemos que pelear todos los votos. El peor enemigo antes de unas elecciones es fiarse completamente de las encuestas", ha puntualizado.

"Nadie ha ganado nunca unas elecciones sin bajarse del autobús, sin dejarse la piel, sin luchar hasta el último momento. Nuestro adversario es muy correoso, no se va a rendir, aunque hoy parece que necesita respiración asistida", ha concluido.