20N.- CiU lleva a su programa el "derecho a decidir" de Cataluña y el pacto fiscal con España

Josep Antoni Duran, Pere Macias Y Manel Silva
EUROPA PRESS
Actualizado 17/10/2011 18:39:42 CET

BARCELONA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

CiU ha establecido el inicio de una nueva etapa en las relaciones entre Cataluña y España después de las elecciones generales del 20 de noviembre y apuesta por el derecho a decidir con el pacto fiscal como primera estación, según recoge en el programa electoral que ha aprobado este lunes.

En rueda de prensa, el candidato a las elecciones generales, Josep Antoni Duran, ha desgranado los doce puntos del programa, que sitúan el pacto fiscal y la creación de empleo como principales retos para la próxima legislatura.

Estos objetivos, según el programa, deben pasar por el derecho a decidir como garantía de la convivencia, cohesión social, nacional y por el progreso económico, social y cultural, y más después de episodios como el del recurso contra el Estatut y la reforma constitucional: "Después de todo lo que nos ha pasado, las relaciones entre Cataluña y el Estado indudablemente tienen que cambiar".

Para la federación, esta nueva etapa debe estar marcada por una mayor ambición nacional que implique más autogobierno, soberanía y libertad, y por "más firmeza que nunca" en Madrid.

Así, la gran apuesta en la campaña de Artur Mas en las elecciones catalanas, el pacto fiscal, se erige como el as de Duran en esta batalla electoral, que presentan como un modelo "de financiación singular para Cataluña de características similares al régimen de concierto o convenio".

Según el programa, el pacto fiscal debe basarse en una relación bilateral Generalitat-Estado a través de la comisión mixta de Asuntos Económicos y Fiscales; la aprobación de una ley de cesión de tributos; la plena capacidad normativa sobre éstos; su gestión tributaria íntegra; el establecimiento de una cuota anual de contribución catalana, mecanismos de revisión y actualización y otras variables.

Además de reclamar la aplicación del principio de lealtad institucional, la disposición adicional tercera y la publicación de las balanzas fiscales, CiU se compromete a condicionar su apoyo a la gobernabilidad del Estado a la consecución del pacto fiscal.

Los derechos históricos, la identidad y la defensa del catalán es otro de los puntales del programa, donde reafirman la necesidad de continuar con el actual modelo educativo porque "el estado de normalización lingüística de la sociedad catalana no permite el cambio del modelo educativo actual".

En el ámbito económico, insiste en el plan de choque para crear empleo, la ley de apoyo a los emprendedores, otra de mecenazgo, políticas que primen la economía productiva frente a la especulativa, apoyo a los autónomos y pymes y una administración única.

Además de proponer una reforma del impuesto de Sociedades y del IVA, CiU plantea la posibilidad de sustituir el impuesto de Patrimonio por un "impuesto solidario temporal" sobre las grandes fortunas y que garantice que las que tiene mucho patrimonio con rentas bajas también tributen.

La familia como principal núcleo, la reforma de las pensiones, el impulso de un pacto de estado sobre sanidad, potenciar el alquiler como alternativa a la compra, favorecer la dación en pago, la lucha contra la pobreza y la petición de más competencias en inmigración son algunas de las propuestas de CiU en el plano social.

En inmigración, la federación reitera su lucha contra la inmigración irregular y propondrán establecer un periodo dos años para obtener la residencia permanente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies