Bermúdez (CC) asume la Alcaldía de Santa Cruz de Tenerife con el reto de afianzar el "liderazgo" de la ciudad

Actualizado 11/06/2011 17:59:18 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

José Manuel Bermúdez (CC) ha sido proclamado esta mañana, con el respaldo de 14 votos, nuevo alcalde de Santa Cruz de Tenerife para los próximos cuatro años, en los que se ha comprometido a gobernar con "ilusión, dedicación, esfuerzo y sacrificio" y con el reto de afianzar el "liderazgo" de la ciudad en la isla y en el archipiélago.

Así lo ha señalado en el Pleno constitutivo de la nueva Corporación municipal, que ha tenido lugar este sábado, 11 de junio, tal y como marca la Ley Electoral, y en la que han sido proclamados los 27 concejales que durante los próximos cuatro años gestionarán el Consistorio capitalino, que pasará a estar dirigido por la coalición de gobierno formada por el Partido Socialista y Coalición Canaria.

Esta coalición de gobierno deja en la oposición a los nueve concejales del Partido Popular (PP) --que habían empatado con CC-- y al resto de ediles de Alternativa Sí se Puede y Coalición por Tenerife --que entran por primera vez en el Consistorio--, así como al único concejal de Ciudadanos por Santa Cruz, Guillermo Guigou.

José Manuel Bermúdez (1966, Las Palmas de Gran Canaria) se convierte en el nuevo alcalde de Santa Cruz tras veinte años en el Cabildo de Tenerife, donde ha sido consejero insular de Deportes, de Acción Social y Empleo, y consejero de Turismo y Planificación, última responsabilidad que asume desde 2003 hasta que decide dejar la Corporación insular para convertirse en cabeza de lista de CC al Ayuntamiento capitalino, reemplazando a su compañero de partido Miguel Zerolo.

Junto con Bermúdez formarán gobierno Carmen Delia González, Alberto Bernabé, Ángeles Arbona, Dámaso Arteaga, Fernando Ballesteros, Ángela Mena, Hilario Rodríguez y Carmen Delia Alberto, todos ellos de CC, así como Julio Pérez, Clara Isabel Segura, Mónica Molina, José Manuel Arocha y José Ángel Martín, del PSC-PSOE.

En su discurso, el nuevo alcalde de Santa Cruz, admitió que encara "uno de los mandatos más complicados a los que se ha enfrentado Santa Cruz por la situación económica", aunque dijo ser "optimista" porque la ciudad "ha sabido superar catástrofes y calamidades" a lo largo de su historia.

Pese a esta dificultad, Bermúdez inicia este mandato "con entendimiento y firmeza" y con "la obligación de escuchar y hablar con todos". "Hablaré y escucharé a todo el que quiera, especialmente a quienes discrepan porque quiero que sepan que seré su primer aliado", recalcó el nuevo alcalde nacionalista, quien también advirtió que garantizará "la transparencia" y será el primero "en combatir cualquier desvío en este sentido, sea de quien sea".

José Manuel Bermúdez reconoció ante un Salón de Plenos completamente lleno que asume "un reto ilusionante" en el que le será "difícil" estar a la altura de sus predecesores pero en el que no estará "por debajo de nadie en ilusión, dedicación, esfuerzo y sacrificio gracias al trabajo, trabajo y más trabajo".

De igual forma, felicitó a todos los partidos y los candidatos que han conseguido representación en el Consistorio y les invitó a dejar atrás la campaña y a trabajar desde "la lealtad y el dialogo permanente", tendiendo su mano para que "todos empujemos en el mismo sentido para que seamos capaces de hallar puntos de encuentro porque las aportaciones de todos son importantes por igual y todos tenemos algo en común: un amor intenso por esta ciudad", recalcó.

Desde su óptica, "Santa cruz necesita un gobierno sólido para afrontar los grandes problemas y la escasez de recursos". Ahora bien, aseguró que "hay capacidad de trabajo y se tiene claro lo que hay que hacer".

PACTO CON LOS SOCIALISTAS

Para lograr todos estos objetivos, Coalición Canaria gobernará durante los próximos cuatro años con el PSC-PSOE, encabezado por Julio Pérez, con quien ha firmado un proyecto político en el que destaca "lo que nos une y se ha olvidado lo que nos separa" y al que invitó a sumarse al resto de partidos.

El pacto con los socialistas, según Bermúdez, "garantiza a los ciudadanos la estabilidad política que el Ayuntamiento necesita, con un grupo de gobierno estable y leal que trabajará por la ciudad por encima de cualquier cosa". "Con el PSC iniciamos el mandato del trabajo y con este acuerdo lo importante es que gane Santa Cruz y que combatiremos juntos la desesperanza", apostilló.

"Trabajo, dedicación y esfuerzo es lo que necesita esta ciudad", resaltó el nuevo alcalde, quien aseguró que contará con el apoyo del Cabildo de Tenerife y el Gobierno de Canarias "para sacar los grandes retos que tenemos por delante". Asimismo, anunció al resto de concejales que gestionarán un Ayuntamiento "austero en el gasto, lo que no significa que no se vaya a invertir, y que va a trabajar para convertir Santa Cruz en una ciudad más turística y motivo de orgullo para sus vecinos". "Ha llegado el momento de la verdad. Santa cruz nos ha encomendado una tarea. Comencemos a trabajar", pidió a los ediles de la Corporación para cerrar sus discurso.

"ESPERANZA Y TRANSPARENCIA"

Durante el próximo mandato, José Manuel Bermúdez gobernará teniendo a su lado al socialista Julio Pérez, quien requirió a los nuevos concejales que desde hoy mismo empiecen a cumplir con su deber, que no es otro que "gane Santa Cruz". Y en solo dos palabras, resumió el mensaje que su partido quiso trasladar a la ciudadanía: "esperanza y transparencia, esperanza como objetivo y transparencia como instrumento y herramienta".

Su primer mensaje, por tanto, fue "una invitación a la esperanza porque lo necesita la ciudad y porque también es un sentimiento que se puede compartir". Es más, incidió en que Santa Cruz "necesita la esperanza para combatir la desesperanza".

Para ello, consideró que hace falta poner en marcha lo antes posible un programa de gobierno que pasa, entre otros objetivos, por la dinamización de la ciudad al servicio de la igualdad, el apoyo expreso al puerto, el cumplimiento de las decisiones judiciales en firme, así como por el restablecimiento de la legalidad y la recuperación del dinero que pagó el Ayuntamiento por la compra de los terrenos de Las Teresitas.