Sémper (PP) denuncia que, gracias al PNV, se ha vuelto "a los peores momentos y los más oscuros de los años 80"

Actualizado 11/06/2011 16:35:16 CET

SAN SEBASTIÁN, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP de Guipúzcoa, Borja Sémper, ha denunciado que, por responsabilidad del PNV, en esta jornada se ha "retrocedido a los peores momentos, a los años más oscuros de los años 80". En ese sentido, se ha dirigido al conjunto de los donostiarras vascos para decirles que "hay esperanza" a pesar de "las demostraciones de fascismo, de camisas pardas que hemos podido ver al salir del Ayuntamiento, con la plana mayor de la Batasuna histórica apoyando a Bildu".

Sémper ha realizado estas afirmaciones al término del Pleno de constitución del Ayuntamiento de San Sebastián, donde ha asegurado que en las últimas semanas "hemos asistido a un teatro por parte de Bildu, al aparecer con piel de cordero ante el conjunto de la ciudadanía".

En ese sentido, ha criticado la concentración de simpatizantes de la izquierda abertzale en el exterior del Consistorio donostiarra y ha asegurado que "hay una Euskadi, hay una San Sebastián, hay una Guipúzcoa que se niega a reconocer la pluralidad de nuestra tierra". "Los gritos de independencia, jo ta ke irabazi arte, nos retrotraen a los peores escenarios de los años 80", ha considerado.

De este modo, ha remarcado que "el principal responsable de que esto haya sido así es lamentablemente el PNV" y ha denunciado que, pese a que la formación jeltzale ha dicho en su discurso que se acababan los frentes, "hoy ha levantado un inmenso muro de hormigón entre los donostiarras" y ha "escenificado una vez más, de manera clara y evidente, el acuerdo político con Bildu".

Semper ha insistido en que ha habido un "apoyo tácito" a Bildu en San Sebastián "no permitiendo un acuerdo de gobernabilidad, de progreso, de entendimiento, entre la mayoría social y política de los donostiarras". "HoY la gran aportación del PNV a San Sebastián en una demostración de que esta ciudad le importa muy poco", ha afirmado.

Finalmente, el dirigente popular ha hecho un llamamiento a la "gente sensata y responsable del PNV que sé que existe" porque, según ha dicho, "hoy muchos concejales del PNV han votado con vergüenza, han mirado hacia abajo cuando se proclamaba el alcalde de Bildu y han sentido mucha vergüenza cuando han visto las expresiones de fascismo a la salida".

"Yo les quiero pedir a los sensatos y razonables del PNV, a los que están más por el entendimiento con el PSE y el PP que aprieten dentro de su partido porque este país se merece un futuro mejor", ha concluido.