Cámara propone ampliar a cuatro carriles las autovías desde Murcia a Lorca y Alicante para "duplicar el tráfico"

Actualizado 10/05/2007 20:22:02 CET

Advierte que pedirá una reunión de "carácter inmediato" con el secretario general de Infraestructuras

MURCIA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Murcia y candidato a la reelección, Miguel Ángel Cámara, propuso hoy la ampliación de las autovías desde Murcia a Lorca y Alicante a cuatro carriles con el objetivo de "duplicar la capacidad de tráfico y de tránsito actual ante la paralización de las inversiones del Ministerio de Fomento".

Se trata de propuestas que se contemplan en la plataforma de ayuntamientos, una iniciativa que dio a conocer, en rueda de prensa, junto a los alcaldes de Librilla, José Martínez; Molina de Segura, Eduardo Contreras; Alcantarilla, Lázaro Mellado; Totana, Juan Morales; y Alhama, Juan Romero, que persigue el objetivo de "mejorar las comunicaciones en la Región y que ya está en marcha su creación".

De este modo, las autovías tendrían un total de ocho carriles desde Alicante hasta Lorca, algo que, según dijo, podría costar en torno a "3,6 millones de euros cada kilómetro de autovía" y que cuenta con precedentes.

Como ejemplo, citó el caso de la provincia de Alicante, "en donde se están gastando ese dinero en la ampliación desde Crevillente hasta Alicante". Mientras, resaltó, "aquí sólo sería de ampliación, que es menos costoso que en el caso de que se tenga que construir".

En concreto, consideró que se trata de "soluciones estables a corto, medio y largo plazo", que se concretan en la "ampliación de la A-7, con las conexiones desde Alicante hasta Murcia a cuatro carriles, de manera que se pase de 80.000 vehículos al día, que es la capacidad máxima, a 160.000".

Igualmente, se contempla "ampliar a cuatro y tres carriles, en su caso, desde Murcia hasta Lorca, de manera que se duplique la capacidad máxima de intensidades de tráfico, y la remodelación de los núcleos de enlace". En este sentido, puso de manifiesto que "el actual nudo de enlace entre la A-7 y la A-30, en la zona norte de Murcia, recoge más de 105.000 vehículos de media diaria, con una capacidad máxima de 80.000 vehículos".

Asimismo, subrayó que "las intensidades medias diarias desde la A-7 de la zona norte de Murcia a Alcantarilla son de 72.000 vehículos, cuando hay capacidad de 80.000, lo que significa que en las horas punta se satura".

Es por ello por lo que propuso "las ampliaciones y previsiones de ampliación en lo que es la A-30 desde la zona norte de Murcia hasta el futuro enlace con la autovía Yecla-Jumilla, no existiendo ningún problema de superficie y espacio".

"DISCRIMINACIÓN" DEL GOBIERNO SOCIALISTA

Por todo ello, Cámara dijo entender que estas iniciativas "se enmarcan en esa larga espera desde finales de diciembre", fecha en la que, recordó, "se mantuvo una entrevista con el secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, con motivo de la firma del protocolo para el soterramiento de las vías del tren y en la que se quedó que nos veríamos pasado Reyes". "Pero claro, quizás fue un poco iluso, y no le pregunté de qué año", ironizó.

En esta línea, el candidato del PP a la Alcaldía de Murcia denunció públicamente "la discriminación del Gobierno de la nación en materia de comunicaciones en los municipios de Murcia, ya que nunca un Gobierno de la nación del color que sea ha invertido menos en carreteras y autovías que el actual del PSOE y de Zapatero".

Y es que, a juicio de Cámara, "se puede decir que desde el año 2004, los murcianos han salido perdiendo con José Luis Rodríguez Zapatero"; algo que se demuestra en "los habituales colapsos de tráfico en las autovías de competencias del Ministerio de Fomento, que se vienen incrementando, sin encontrar ninguna respuesta ni actuación ni actuación".

"Desde el año 2003 no se está realizando ninguna actuación en materia de carreteras en Murcia --continuó-- dado que la autovía del Reguerón está ralentizada desde 2004, mientras que las autovías que ha previsto la Comunidad, de Totana y Alhama, prácticamente están finalizadas, a falta de la construcción de los enlaces con la A-7 y la A-30 que, casualmente, son competencia de Fomento".

Por tanto, Cámara acusó al Gobierno socialista de "paralizar las inversiones desde el año 2004 en materia de carreteras, ya que la última gran contratación fue la autopista Cartagena-Vera; y en materia de ferrocarril, el desvío desde Alquerías hasta el Camino de Tiñosa".

En su opinión, "es una situación que se puede ver en las autovías de Murcia y en el retraso y la obstaculización de la llegada del tren de Alta Velocidad, necesario para garantizar el desarrollo de este conjunto de municipios, mientras que en otras provincias, como Alicante, se están ampliando las autovías y mejorando las conexiones".

Por este motivo, consideró que "no es de recibo que en Alicante se esté construyendo un tercer carril desde Crevillente hasta Alicante para facilitar los accesos, mientras que en Murcia se nos discrimine sin la ampliación de esta autovía".

De este modo, anunció que "vamos a pedir reuniones, con carácter inmediato, con el secretario general de Infraestructuras, ya que después de estos años con la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, no hay que reunirse, porque cada vez que se le pide una reunión nos remite al órgano competente".

Esta decisión, concretó, "se trasladará también a la Dirección General de Carreteras, que es el órgano competente, además de promover esta iniciativa a través del Gobierno regional, para que también impulse este tipo de reuniones".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies