Feijóo admite que los resultados van a afectarle y que deberá "dar cuenta" de ellos, sobre todo "si son malos"

Actualizado 22/05/2007 17:45:11 CET

LUGO, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, admitió hoy que los resultados de las elecciones del próximo domingo, las primeras que afronta desde el liderazgo de los populares, van a afectarle tanto "si son buenos buenos como si son malos", especialmente en este último caso, puesto que de no alcanzar las expectativas tendrá que "dar cuenta" ante el partido.

En declaraciones a los medios durante una visita a Lugo, Feijóo asumió que "cuando uno preside un partido tiene que estar a las duras y a las maduras" y, pese a no figurar entre los candidatos de la cita del 27 de mayo, insistió en que el desenlace le va a afectar. "Si es bueno, el mérito es de los protagonistas, de los alcaldes y de los candidatos a la Presidencia de la Diputación, y si son malos, lógicamente, es el presidente el que tiene que dar cuenta de ellos", expuso.

En este sentido, precisó que "uno no está en política para los buenos momentos, uno está en política en todos los momentos", si bien subrayó que el PP "sigue igual de vivo que antes, a pesar de la campaña de desprestigio durante estos dos años del bipartito, en los que no gobernaron y solo se limitaron a hacer oposición de la oposición".

A mayores, preguntado por los perjuicios que podría causar a su partido un alto porcentaje de abstención, Feijóo consideró que esta circunstancia "perjudica a todos". "La sociedad, cuando no le interesa un tema, no participa y lo vimos claramente en el referéndum para el estatuto de Cataluña o en el estatuto de Andalucía", arguyó.

FRAGA

En cuanto a las declaraciones en las que Manuel Fraga abogaba por recuperar la obligatoriedad en el voto, Feijóo consideró que el ex presidente de la Xunta intentó explicar que "en democracia hay que ejercer ese derecho que es fundamental". "El voto es el elemento más útil en democracia y la invitación a participar nos parece que es un deber cívico", aseveró.

Por ello, puntualizó que las palabras de su antecesor suponen "un llamamiento al voto" y advirtió de que "no se puede hacer una interpretación literal de que quien no vote puede tener algún tipo de infracción administrativa o penal". "Lo que hacía era un llamamiento poniendo especial énfasis en que es muy bueno en democracia elegir libremente a los representantes de cada quien", reiteró.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies