Hereu (PSC) pide responsabilidad y ve "oportunismo" en la concentración contra los comercios chinos

Actualizado 10/05/2007 16:10:38 CET

Los comerciantes chinos cerrarán una hora antes para evitar confrontaciones

BARCELONA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Barcelona y candidato del PSC a la reelección, Jordi Hereu, reclamó hoy responsabilidad "a unos y a otros" y calificó de "oportunista" la manifestación convocada en la derecha de L'Eixample contra la proliferación de comercios chinos en los entornos de la calle Trafalgar.

En el marco de un coloquio organizado en la sede de Pimec, Hereu replicó así a preguntas del presidente de la Unión de Asociaciones Chinas de Catalunya, Lam Chuen Ping, quien le pidió su opinión sobre la presencia de negocios regentados por chinos en Barcelona y si "aportan algo positivo" a la ciudad.

El debate se abrió el mismo día que la plataforma a favor de L'Eixample Sostenible ha convocado una cacerolada para las 20 horas en contra de la presencia de comercios regentados por chinos en la derecha de este barrio barcelonés.

Hereu lamentó "lo que está pasando" y advirtió de que esta concentración no es una "casualidad". "La ciudad mezcla no se construye pintando tiendas y menos a 15 días de unas elecciones. ¡Qué casualidad!. ¿Qué queda después de este tipo de manifestación? Pues no queda nada", espetó.

"Señor Lam, en mí tendrá un alcalde que defenderá los derechos de todo el mundo, pero también los deberes. No estoy por la guetización, sino por la ciudad mezcla y ello implica ganas de generar un proyecto común", señaló Hereu, quien prometió incrementar la inspección en los locales "pero para todo el mundo, sin excepciones".

El candidato socialista lamentó la concentración de esta tarde. "¿Por qué ahora y aquí? No me creo nada de lo que está pasando. Todo esto es falso y no ayuda a construir barrio", puntualizó Hereu.

Ante todo ello, reclamó responsabilidad a "unos y otros" para que "no se mezclen determinadas conyunturas", en alusión al periodo electoral, "con algo que es nocivo para la ciudad".

"Me parece un mal sistema, es entrar en una carrera en la que que Barcelona no debe entrar", señaló Hereu, quien hizo una vez más, un llamamiento a la responsabilidad. "Hay muchos canales para hablar y construir una buena convivencia", porque "el camino alternativo no nos lleva a nada", sino "a un callejón sin salida".

"La ciudad no se construye desde la manifestación de alguien contra alguien", señaló Hereu, quien consideró "irresponsable" que "alguien quiera jugar con este camino". "Me parece una bandera que alguien quiere levantar, curiosamente un día antes de iniciar la campaña electoral". "Qué poco creíble e irresponsable", señaló.

Hereu felicitó la iniciativa de Pimec de "integrar" a los comerciantes de origen chino en esta organización empresarial. "No es algo fácil", pero es "uno de nuestros retos", señaló el candidato socialista, quien abogó por integrar a comerciantes de origen inmigrante en los gremios y ejes comerciales de Barcelona.

Las palabras de Hereu provocaron el posicionamiento del presidente de la Fundación Barcelona Comerç, Vicenç Gasca, quien tendió la mano a los comerciantes chinos para que se integren en su asociación, pero señaló que "en ocasiones, se está perdiendo la diversidad comercial" en algunas zonas de la ciudad.

LOS COMERCIOS CHINOS CERRARÁN UNA HORA ANTES POR MIEDO.

Al finalizar el coloquio, el presidente el presidente de la Unión de Asociaciones Chinas de Catalunya, Lam Chuen Ping, aseguró que se ha dado la consigna a los comerciantes chinos de los entornos de Trafalgar para que hoy cierren sus comercios a las 19 horas, "por miedo a confrontaciones".

Este representante del colectivo chino rechazó la convocatoria de la cacerolada. "No tiene sentido", señaló Chuen Ping, quien aseguró que los comerciantes chinos "se han visto en medio de un conflicto entre vecinos y Ayuntamiento".

Consideró "correcto" que Hereu se plantee aumentar la inspección de los comercios, pero "para todos". Chuen Ping pidió al Ayuntamiento que "nos dé una salida alternativa", después de que éste haya decidir frenar la apertura de almacenes y ventas al por mayor de textil, calzado y marroquinería y bazares en los entornos de la calle Trafalgar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies