Mayor Oreja ve en las elecciones "una oportunidad histórica de hacer descarrilar la negociación" con ETA

Actualizado 23/05/2007 0:47:59 CET

Aguirre llama a "indecisos" y socialistas "defraudados" a votar al PP como "la mejor forma de rechazar" la política de Zapatero

MAJADAHONDA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El eurodiputado del PP y ex ministro del Interior Jaime Mayor Oreja afirmó hoy que las elecciones del próximo domingo son "una parte esencial de la negociación política" entre el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y la organización terrorista ETA pues "se han situado en la mitad" de dicho proceso, "como siempre ha hecho ETA -advirtió- llevando la trampa" a las citas electorales municipales y autonómicas.

"Tenemos una oportunidad histórica para hacer descarrilar una negociación política entre ETA y Rodríguez Zapatero, como ya lo hicimos en el 1998", afirmó Mayor Oreja en Majadahonda, donde apoyó a la presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata a la reelección en el cargo, Esperanza Aguirre, en un mitin de campaña en la Casa de la Cultura 'Carmen Conde' al que asistieron también el alcalde de la localidad, Narciso de Foxá, y otros regidores populares de la zona noroeste.

Para el que fuera responsable de la política antiterrorista en el gobierno de José María Aznar, el próximo día 27 "la voz de los madrileños, de los navarros, de los españoles decentes" debe "poner fin a una indecencia política, la más grave de las producidas en toda la democracia española". Así, dijo que "la negociación no es sólo un tema del País Vasco", sino "el proyecto político de Zapatero, el símbolo de una España progre, una España del grafitti, sin valores" así como "la historia de una gran mentira" que "aunque no se sea" del PP hay que "entender".

"Los españoles debemos decir que no necesitamos un presidente de gobierno que necesite a ETA, sino a la mayoría de los españoles", afirmó Mayor Oreja, quien se refirió al Gobierno y al fiscal general del Estado como "un orfeón cantando esa canción de 'vamos a contar mentiras, tralara'".

Asimismo, sostuvo que "la negociación" entre Zapatero y la banda terrorista "es fundamentalmente la preparación de una mesa de tramposos en la que se sienten criminales y mentirosos para que haya un nuevo reparto de poder político entre el nacionalismo, el socialismo y ETA, una mesa de trileros que van a intentar engañarse unos a otros" y de la que el PP "tiene que tener una distancia democrática pero infinita".

Tras calificar a Aguirre de "política excepcional, no sólo para Madrid sino para el conjunto de España" --"Es la voz de España en Madrid", apuntó--, el eurodiputado del PP insistió en que el 27 de mayo la ciudadanía debe "pensar en España" además de votar la gestión municipal y autonómica, pues "es el momento de construir una alternativa política en España", de "recuperar el orgullo de ser patriotas y de saber representar sólo a la mayoría de los españoles, y no a minorías de nacionalistas por fuertes que estén en el País vasco y Cataluña".

AGUIRRE: A "PELEAR TODOS LOS VOTOS"

También la presidenta autonómica fue insistente en la trascendencia de la cita electoral del domingo e instó a votar contra el PP argumentando que es "la mejor forma de rechazar" la política de Rodríguez Zapatero, un mensaje que dirigió especialmente a los "indecisos" y a los "muchos votantes socialistas honrados, que quieren a España, y se sienten defraudados" por el presidente del Gobierno.

Aguirre, que en un momento del mitin saludó a los dos militantes del PP de Las Rozas que fueron detenidos ilegalmente tras su asistencia a una manifestación de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) donde se intentó agredir al por entonces ministro José Bono, afirmó que su partido es "la única garantía de un gobierno para todos", auguró a Zapatero "muy pocos meses" en el cargo, y llamó a "pelear todos los votos" porque, a pesar de las encuestas favorables para el PP, "en Madrid ha estado siempre muy igualado".

Mientras, el alcalde de Majadahonda, Narciso de Foxá (PP), que acusó a "la escuela del PSOE" de enseñar a "mentir y engañar a los ciudadanos, a detener ilegalmente y a discriminar a las comunidades autónomas en función de su signo político", se comprometió a rebajar la altura máxima de las construcciones en los futuros desarrollos urbanísticos a "una planta baja más dos", hacer 1.300 viviendas de protección para jóvenes empadronados, un carril bici de 58 kilómetros que llegue hasta Boadilla y Pozuelo, peatonalizar la Gran Vía "hasta la Ermita y el bulevar Cervantes", y apoyar el proyecto regional de dotar de 'metro ligero' a la localidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies