Puigcercós dice que sin ERC no se habría planteado el traspaso de Cercanías y del aeropuerto

Actualizado 22/05/2007 23:59:31 CET

EL PRAT DE LLOBREGAT (BARCELONA), 22 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de ERC, Joan Puigcercós, aseguró hoy que si ERC no fuera la tercera fuerza política de Catalunya hoy no se estaría hablando de "traspaso de Cercanías o del aeropuerto" de Barcelona. En un mitin precisamente en El Prat de Llobregat, Puigcercós aseguró que "a más ERC, más Cercanías y a más ERC, más aeropuerto".

"Ahora estamos discutiendo sobre el traspaso de Cercanías de Renfe porque hay un partido que se llama ERC, porque este tema nunca se planteó hasta que ERC lo puso sobre la mesa", aseveró Puigcercós, convencido de que si los republicanos "no fuéramos la tercera fuerza este debate --sobre Cercanías y aeropuerto-- no lo tendríamos".

El también conseller de Gobernación y Administraciones Públicas remarcó que "no se puede gestionar Cercanías a 700 kilómetros de aquí, porque su prioridad es otra, sólo hace falta ver las inversiones en la capital del reino". Por ello, aseguró que el modelo que propone ERC es el de "no esperar a que nos llamen de Madrid".

"A más ERC, más Cercanías, más aeropuerto, más equilibrio territorial y más oportunidades para todos", afirmó Puigcercós, señalando que para "no seguir dependiendo de Madrid como una colonia más" en estas elecciones municipales ERC "ha de ganar peso".

Ante unos 150 simpatizantes de ERC de El Prat, Puigcercós advirtió de que el Ayuntamiento de El Prat "ha de poder decir alguna cosa sobre el aeropuerto", ya que "la gente de la localidad sufre por tener una infraestructura tan grande". "Cuando pedimos la competencia es para todo eso", añadió.

El dirigente republicano contrastó también la política territorial de ERC con la que ejecutan "los socialistas y sus monaguillos de ICV-EUiA" en la comarca del Baix Llobregat, donde acusó a estos dos partidos de llevar a cabo una "política territorial especulativa al servicio de una minoría, sin solucionar problemas graves ni planificar servicios en condiciones".

"EL BAIX LLOBREGAT, PATIO TRASERO DE CIU Y PSC".

ERC denunció también "el gran consenso" entre CiU y PSC en las últimas dos décadas para hacer de esta comarca "el patio trasero" de su Catalunya en blanco y negro, la que está compuesta por el dominio de CiU en los municipios pequeños y el de los socialistas "con sus monaguillos de ICV-EUIA" --partido que gobierna en El Prat-- en las capitales de comarca.

Así, reprochó a los dos grandes partidos catalanes "el espíritu de la capital que no miraba alrededor" que, a su entender, han impuesto durante todos estos años, en detrimento de comarcas como el Baix Llobregat. Irónicamente, señaló que "había incluso quien reivindicaba un himno y una bandera para el área metropolitana, cosa que ahora parece un episodio" del programa humorístico 'Polònia'.

En contraste, aseguró que ERC defiende "un modelo de urbanismo distinto, el de consenso" y la "transparencia", aspecto en el que tuvo una alusión especialmente crítica a "esa izquierda que se llena la boca de participación" y luego no presenta unos presupuestos transparentes.

Puigcercós defendió un modelo de sociedad "cohesionada, abierta e inclusiva, con una lengua y una cultura" en la que "incorporar y sumar" a todo el que quiera, a los llegados de fuera, para hacer "un país compacto" e "independiente", en el que "todo el mundo tenga las mismas oportunidades y el sentimiento de catalanidad sea arraigado", un modelo que diferenció del que defienden tanto CiU como PSC e ICV-EUiA.

Para crear esta sociedad, el dirigente de ERC instó a sumar complicidades para "crear una mayoría" independentista que permita alcanzar el horizonte final de su partido, convencido de que Catalunya "puede ser un país independiente, porque está más fuerte y articulada que Escocia, que ha iniciado ya ese camino".

Por otra parte, Puigcercós denunció el "insomnio por las noches y el sueño por la mañana" de "muchos de los candidatos del PSC", que "tienen miedo de levantarse por la mañana a ver si el ex presidente Pasqual Maragall ha hecho declaraciones o no". Para Puigcercós, "Maragall les está leyendo la cartilla".

El secretario general de ERC denunció la "desorientación" de los electores socialistas ante este escenario, pero también de los votantes de CiU, al ver en esta campaña "la pelea diaria de Rinconete y Cortadillo", como definió a los líderes de CDC, Artur Mas, y de UDC, Josep Antoni Duran Lleida, por sus discrepancias respecto a los 'yihadistas' de Catalunya y al "error o no" de haber ido al notario para decir que no pactarían con el PP.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies