Touriño apuesta por la "cultura de los pactos" pero advierte a Quintana que no revisará el acuerdo del bipartito

 

Touriño apuesta por la "cultura de los pactos" pero advierte a Quintana que no revisará el acuerdo del bipartito

Actualizado 17/06/2007 17:40:36 CET

Confirma la existencia de "diferencias" para sellar el pacto en Lugo y se muestra contrario a suprimir las diputaciones

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, apostó hoy por impulsar la "cultura de los pactos" con "fórmulas estrechas" de colaboración entre PSdeG y BNG, tanto en la Xunta como en los ayuntamientos, pero advirtió al vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, que no revisará el acuerdo marco de gobernabilidad firmado entre ambas formaciones para la Xunta.

En una entrevista en la Radio Galega recogida por Europa Press, Touriño abogó por "cultivar" la "cultura de los pactos" porque supone un "gobierno tan legítimo" como los de mayoría absoluta. Así, señaló que los resultados del 27 de mayo configuraron un nuevo panorama político en el que las fuerzas progresistas "son mayoría". "Hay una Galicia con dos fuerzas políticas entrelazadas que comparten ansias de renovación. Por eso tenemos una responsabilidad que debemos cumplir con fórmulas estrechas de colaboración", apuntó.

No obstante, se mostró contrario a revisar los pactos de la Xunta, tal y como apuntó Quintana hace unos días. Así, precisó que, aunque el vicepresidente no le planteó esta posición de forma oficial, "no ve motivos para entrar en un debate público" sobre la revisión de los acuerdos de gobierno en la Xunta.

"Sólo faltaba que a dos años de legislatura, y marchando bien las cosas, nos pusiéramos a mirar el ombligo y poner en cuestión el trabajo elaborado", dijo. "Otra cosa es, analizado el camino, hacer una evaluación de cómo lo vemos y si hay algún retoque que hacer en alguna dirección", añadió.

Por ello, se mostró dispuesto a "analizar y reflexionar" sobre el trabajo realizado en estos dos años, pero no a revisar los acuerdos de gobierno. Así, señaló que, desde que el nuevo ejecutivo tomó posesión, Galicia "ganó en confianza, estabilidad y atractivo". "Crecimos y estamos cumpliendo el compromiso electoral del gobierno", dijo al tiempo que precisó que ve al bipartito "unido y cohesionado".

Una sensación que también trasladó a los gobiernos municipales recién constituidos, especialmente al de las grandes ciudades. "Yo no veo ningún tono crispado, ni difícil" indicó y subrayó que las corporaciones locales se constituyeron con "absoluta normalidad" y con un "importante grado de estabilidad". Un síntoma indicativo, según el presidente gallego, de que "la mayoría del país está comprometida con el cambio".

No obstante, mostró su decepción por el incumplimiento del pacto en Muros, Porto do Son, Corcubión y Pontecesures aunque puntualizó que se trataron de casos "anecdóticos". Por tanto, consideró que el actual mapa municipal en Galicia no es "ni dificultoso, ni tenso" y la comunidad "se ve reforzada en su confianza".

LUGO

En relación a las dificultades que existen para llegar a un acuerdo de gobierno en Lugo, Touriño confirmó la existencia de "diferencias" que "se intensificaron en los últimos tiempos". Por ello, afirmó que ese no es el "mejor clima" para llegar a un acuerdo de gobierno y apostó por que haya una "voluntad superadora" para llegar a buen puerto.

En este sentido, precisó que, a pesar de estas diferencias, la voluntas del pacto firmado entre PSdeG y BNG es buscar gobiernos conjuntos y confirmó que el alcalde de Lugo, el socialista Xosé Sánchez Bugallo, "se comprometió" a trabajar para sacar adelante un ejecutivo de coalición.

DIPUTACIONES

El presidente gallego también se refirió a las negociaciones que estos días mantienen PSdeG y BNG para llegar a un acuerdo de gobierno en las diputaciones, así como sobre su papel futuro. A este respecto, se mostró partidario de reformar el funcionamiento, pero sin suprimir estos órganos provinciales.

"No me imagino en una diputación para luego hacerla desaparecer", dijo al tiempo que recordó que ya en el pacto del bipartito figura la necesidad de transformar estos entes pero "en el camino" de configurar un nuevo mapa territorial basado en las comarcas, los municipios y las áreas metropolitanas. "Se trata de introducir proximidad, equidad y justicia en las relaciones entre las diputaciones y los ayuntamientos".

Por ello, descartó la supresión de los entes provinciales porque, para ello, indicó que no sólo sería necesario el "máximo consenso" y una "reformulación" por parte de la Xunta o del Parlamento gallego, sino del Congreso.

Asimismo, también se refirió a la tensión surgida esta semana en el Parlamento gallego, tras el abandono del BNG de la ponencia de reforma del voto emigrante. Una situación, dijo, que "no se puede elevar a la categoría transcendental" porque consideró normal que haya diferencias entre BNG y PSdeG.

Así, subrayó que el objetivo de los socialistas es depurar el CERA y garantizar la limpieza del proceso electoral "lo antes posible", pero señaló que reflexionar sobre la reformulación del voto emigrante, tal y como piden los nacionalistas, implicaría una reforma de la Constitución y "más tiempo". "No es un debate que se pueda hacer en unos meses", agregó. Por ello, aclaró que estas dificultades no empañarán la acción de gobierno entre PSdeG y BNG.

INSTITUCIONES

En relación a la elección de los miembros del Valedor do Pobo y del Consello de Contas, paralizada desde hace meses, advirtió que "no meterá estas cuestiones en el congelador" y pidió al PPdeG una postura "constructiva" para desbloquear la actual situación, ya que se precisa de mayoría cualificada --es decir, de los tres tercios de la Cámara-- para la designación de nuevos miembros.

Por ello, señaló que, aunque no maneja como hipótesis cambiar el reglamento de elección de estos órganos para que sean designados por mayoría absoluta, "no permitirá" una situación de "bloqueo permanente" de estas instituciones.

Preguntado sobre la posibilidad de retomar las negociaciones para reformar el Estatuto, indicó que, ahora no es el momento, porque las diferencias que provocaron el fracaso del proceso a principios de año, "se intensificaron". "El PPdeG sigue dependiendo de lo que diga Madrid y así no podemos avanzar", añadió. Por ello, apostó por esperar al panorama político que salga de las próximas generales para intentar, nuevamente, aproximar posiciones y llegar a acuerdos.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies