Los 28 esperan pactar mañana sanciones contra Rusia para restringirle acceso a capital y embargo de armas

Actualizado 07/07/2015 22:00:18 CET

BRUSELAS, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los Gobiernos de la UE esperan pactar este martes un paquete de sanciones contra Rusia para restringirle su acceso al mercado de capitales en Europa, un embargo de armas y restricciones de equipos de uso dual y de tecnología sensible, incluido en el sector de la energía, tras el derribo del vuelo MH17 de Malaysia Airlines el pasado 17 de julio que dejó 298 víctimas presuntamente por un misil disparado por los rebeldes prorrusos en el este de Ucrania.

El Ejecutivo comunitario ha propuesto un paquete de sanciones que contemplan impedir que los inversores europeos compren nueva deuda o acciones de bancos propiedad del Estado, con más del 50% del capital suscrito por el Kremlin, según la propuesta publicada por el 'Financial Times' (FT). Estos bancos recabaron que 7.500 millones de los 15.800 millones de euros en bonos emitidos por las instituciones públicas rusas el año pasado estaban en los mercados europeos.

Reino Unido, el centro financiero por excelencia en la UE, está "bastante contento con lo que está sobre la mesa", han asegurado fuentes diplomáticas. De momento, quedan excluidos de una fase inicial los bonos soberanos rusos y la financiación de la deuda del sector privado.

La propuesta también contempla un embargo de armas a Rusia y equipos de uso dual, de aplicación civil y militar, "para futuros contratos", según ha confirmado otra fuente diplomática, que ha explicado que esto en principio autoriza la venta a Francia del segundo buque portaaviones Mistral a Rusia cuyo contrato fue firmado en 2011, algo muy criticado por Estados Unidos y Reino Unido, a pesar de que Londres ha mantenido también la venta de armas.

Según la propuesta publicada por el rotativo británico, la Comisión ha planteado la prohibición de tales tecnologías afectaría a los sectores de la perforación en aguas profundas, la exploración en el ártico y la extracción de petróleo de esquisto. Las tecnologías de gas, inicialmente consideras, han sido finalmente excluidas de la propuesta, algo que preocupaba especialmente a "algunos Estados miembros", que querían excluir a los proyectos de gas, según fuentes diplomáticas.

VAN ROMPUY Y BARROSO CONFÍAN EN QUE SE APRUEBE EL PAQUETE

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, pidió a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE en una misiva publicada por el 'FT' el pasado viernes "que instruyan a sus embajadores a fin de poder completar un acuerdo" sobre el paquete de sanciones con vistas a que lo aprueben ellos el martes 29 de julio, descartando así a priori la necesidad de celebrar una nueva cumbre extraordinaria para aprobar las sanciones económicas contra Rusia.

Van Rompuy ha defendido en su misiva que se trata de un paquete que "permite un equilibrio adecuado" entre coste y beneficio y "debería tener un impacto fuerte sobre la economía de Rusia" y "un efecto moderado sobre las economías de la UE".

Además, ha confirmado que el paquete preserva el principio de "no retroactividad", que se aplicará especialmente en el embargo de armas y los mercados de capital y que las medidas en el ámbito de las tecnologías sensibles "sólo afectarán al sector petrolero a la luz de la necesidad de preservar la seguridad energética de la UE". "La prohibición de exportaciones de tecnología de uso dual se limitará por el momento a los usuarios finales militares", ha confirmado además el dirigente belga.

"El presidente del Consejo Europeo envió a todos los jefes de Estado y de Gobierno una carta para garantizar su participación y acuerdo a medidas restrictivas significativas adicionales, así como para garantizar la aplicación rápida de tales medidas, antes de finales de julio. No es una carta pública", han explicado fuentes próximas a Van Rompuy, que sigue listo para convocar una cumbre extraordinaria "si los acontecimientos lo requieren".

Los líderes políticos de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania e Italia han pactado este lunes en una conversación telefónica la adopción de "nuevas medidas" contra Rusia por su falta de compromiso en la resolución de la crisis ucraniana.

En todo caso, parece que hay bastante consenso entre los Estados miembros sobre el paquete de sanciones. "Las cosas se mueven en la buena dirección. Es un paquete importante. Hay un apetito general para avanzar con esto", ha confirmado otra fuente diplomática, que ha asegurado que "hay una sensación de que esto se puede hacer a nivel de embajadores".

La mayoría de Estados miembros se ha mostrado reacio a avanzar hasta ahora en sanciones económicas contra Rusia ante el impacto negativo que tendrá para la economía europea, pero el derribo del vuelo MH17 por un presunto misil disparado desde territorio controlado por los rebeldes prorrusos en el este de Ucrania ha cambiado la situación radicalmente.

El estadounidense Barack Obama, el británico David Cameron, el francés François Hollande, la alemana Angela Merkel y el italiano Matteo Renzi han pactado este lunes en una conversación telefónica adoptar "nuevas medidas" contra Rusia por su falta de compromiso para resolver la crisis ucraniana.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, también confió el pasado viernes en que los Gobiernos de la UE aprueben el paquete esta semana porque es un paquete "equilibrado" que da "flexibilidad" para ajustarlo en función de los acontecimientos sobre el terreno e instó a Rusia a dar pasos para "parar la violencia".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies