El PSOE pide que la Policía Municipal inicie una campaña de control permanente de la siniestralidad en las obras

Actualizado 16/09/2006 15:23:51 CET

MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Municipal Socialista de Madrid, Oscar Iglesias, reclamó hoy que la Policía Municipal comience una campaña de control "permanente" en materia de siniestralidad laboral en las obras de reforma de la M-30, con el objetivo de que no se repitan accidentes como el ocurrido el pasado día 9 y que le costó la vida a un trabajador que manipulaba una cesta elevadora.

"Dentro del convenio de colaboración en materia de siniestralidad laboral firmado recientemente, exigimos que la Policía Municipal comience una campaña de inspección permanente de las obras de la M-30 para que la seguridad de los trabajadores y el respeto a la ley prime sobre el interés electoral de Gallardón", explicó Iglesias.

El portavoz del PSOE señaló que su grupo también desea que se haga pública "la relación de accidentes laborales que se han producido en las obras y especialmente en los túneles". "Es indecente y muy grave ocultar la muerte de una persona en accidente laboral y, al mismo tiempo, hacerse la foto diciendo que se cumple la ley", precisó Iglesias.

"No puede quedar ninguna muerte impune, y más cuando en Madrid cada dos días un trabajador que salió de su casa para ir a trabajar no regresa", apuntó el líder socialista en el Ayuntamiento, quien precisó que las muertes en las obras de la M-30, "cuatro, que sepamos", tienen como origen "las prisas, la subcontratación, la falta de formación y el incumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales".

"SILENCIO" DEL AYUNTAMIENTO

"Mientras, el Ayuntamiento está no sólo en silencio sino que ha pretendido ocultar la muerte. Gallardón debería tener más aprecio por la vida de las personas y saber que la Constitución, en su artículo 40.2, establece la obligación de los poderes públicos de velar por la seguridad e higiene en el trabajo", continuó Iglesias.

Para el portavoz socialista, "el drama de la siniestralidad laboral constituye una lacra social que produce gran inquietud en todo el mundo menos en un alcalde, que quiere acabar como sea y al precio que sea la obra de la M-30". "Durante el año 2005, hubo 128.134 accidentes en el trabajo en la región, a los que habría que añadir 15.819 accidentes in itinere, de los que 840 tienen la consideración de graves y 113 de mortales", señaló el edil del PSOE.

"Estos datos tienen particular repercusión en el ámbito de la ciudad de Madrid, lo que exige de los poderes públicos una actuación eficaz, evitando en la medida de lo posible su producción y asegurando en todo caso proporcionar respuestas satisfactorias cuando el accidente resulte inevitable", concluyó Iglesias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies