El 68% de los vascos creen que hay más oportunidades para la paz que hace un año, según el último informe de Lokarri

Actualizado 13/07/2012 15:02:17 CET

Advierte de la necesidad de dar "pasos decididos y valientes" por parte de "todos los agentes"

BILBAO, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El 68 por ciento de los ciudadanos cree que existen más oportunidades para conseguir la paz que hace un año, según el informe de primavera del Observatorio Social del Proceso de Paz de Lokarri, lo que supone trece puntos menos que en el estudio realizado en invierno. El estudio refleja, además, la necesidad de dar "pasos decididos y valientes" por parte de "todos los agentes".

El informe, el número 14 de esta serie, ha sido elaborado sobre la base de las aportaciones enviadas por las 838 personas que han respondido al cuestionario de Lokarri de manera previa a las noticias "relevantes" de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la legalización de Sortu y el fallo del Tribunal de Estrasburgo referente a la doctrina Parot.

El estudio recoge un descenso de las opiniones positivas de los encuestados sobre el proceso de paz, de manera que, "si en invierno de 2012 el 81 por ciento de las personas participantes creía que había más oportunidades que un año antes para conseguir la paz, en primavera ha descendido hasta el 68 por ciento".

Del mismo modo, la valoración media del proceso de paz ha descendido hasta el 5,52, frente a los 6,41 puntos de la encuesta anterior.

RECOMENDACIONES

El informe incluye también diversas recomendaciones de Lokarri, teniendo en cuenta el análisis de las respuestas, para consolidar el proceso de paz. De este modo, apunta que existen pasos "imprescindibles" que en las respuestas se concretan en la apertura de contactos entre el Gobierno y ETA para "certificar el final de la violencia", el fin de la política de dispersión de los presos y la puesta en libertad de los dirigentes de la izquierda abertzale encarcelados por el caso Bateragune.

Además, explica Lokarri, "otros pasos ya dados son calificados como tibios y tímidos", por lo que se debería trabajar en garantizar "la inclusión de todas las sensibilidades políticas" en la ponencia sobre paz y convivencia del Parlamento vasco, concretar un programa de reinserción de presos "con el horizonte del respeto a los derechos humanos", y profundizar en la reflexión iniciada en el EPPK para que "aporten de manera decidida a la reconciliación social".