PSOE cree que Puigdemont no tiene "la menor intención" de ser president porque ha alquilado una mansión en Bélgica


EUROPA PRES
Actualizado 02/02/2018 11:06:28 CET

Dice que la propuesta de una presidencia simbólica en la Generalitat es un intento de "dar una salida pseudo digna" a Puigdemont.

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE, Oscar Puente, ha afirmado este viernes que la decisión del candidato de Junts per Catalunya, Carles Puigdemont, de alquilar una mansión en Bélgica demuestra que no tiene "la menor intención" de ser presidente de la Generalitat. "Si se va a instalar allí no puede tener la menor intención de ser presidente", ha señalado.

Así lo ha manifestado en una entrevista en RNE recogida por Europa Press, tras ser preguntado por la mansión de 500 metros cuadrados que, según medios de comunicación belgas, ha alquilado Puigdemont en la localidad de Waterloo (al sur de Bruselas), cuyo coste mensual es de 4.400 euros.

En este contexto, el dirigente socialista ha instado al bloque independentista a proponer a otra persona para la investidura que gobierne desde la legalidad porque Puigdemont "es un fuera de ley" y "no puede ser presidente". Asimismo, les ha pedido que asuman que "no se va a ningún sitio" en está "permanente huida hacia delante".

También ha recalcado que, a su juicio, "cada paso" dado por los independentistas --el último, el alquiler de una mansión en Bélgica, ha apuntado-- "supera al anterior". Y ha vuelto a insistir en la necesidad de que los secesionistas, con su mayoría en el Parlament, "hagan presidente a una persona que cumpla con los requisitos que la ley exige" para "desbloquear" la situación de Cataluña.

De cara a la celebración de una investidura tras haber sido pospuesta, Puente ha apostado por "agilizar lo máximo posible" los plazos. En su opinión, "lo lógico" es que se fijen las condiciones o bien para una sesión de investidura, o bien para una repetición electoral: "Lo que no se puede es vivir en un impasse infinito", ha resaltado.

Y sobre la posibilidad de que la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, se presente a la investidura, ha recordado que no tiene una mayoría y nadie puede forzarla, aunque ha afirmado que "no sería descartable" ni "una mala solución" en el caso de que la opción del bloque independentista no prospere.

"SALIDA PSEUDO DIGNA" PARA PUIGDEMONT

Respecto a la propuesta de crear una presidencia simbólica de la Generalitat combinada con otra efectiva, Puente cree que es un intento de "dar una salida pseudo digna" a Puigdemont. Desde la cárcel, el líder de ERC, Oriol Junqueras, lanzó esta proposición un día después de publicarse los mensajes que el expresident intercambió con el exconseller Toni Comín, en los que aseguraba que el procés "se ha terminado" y que le han "sacrificado" los dirigentes independentistas.

Preguntado acerca de esa serie de mensajes, Puente sostiene que "ahondan en la clave estrictamente personal" porque reflejan que "lo que le importa" a Puigdemont es él mismo, su "ego" y su "prestigio", mientras "arrastra a un pueblo, a dos partidos y a un movimiento". A su juicio, esto demuestra que el expresident "no es una persona madura" para asumir la Presidencia de la Generalitat.

Concretamente sobre uno de los mensajes de Puigdemont en el que afirmaba 'el plan de Moncloa triunfa' frente al procés, Puente ha dicho que desconoce la existencia de un plan o de negociaciones del Gobierno con los independentistas. No obstante, ha dicho que cree que esas "especulaciones" no tienen "mucha base".

Según el alcalde de Valladolid, la petición de "generosidad" del presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, es un llamamiento a Puigdemont para que renuncie. "Pero qué menos", ha respondido tras ser preguntado si cree que las palabras de Torrent pretenden que el exlíder del Govern dé un paso atrás.

"Lo sorprendente es que a este tipo de petición no se sume más gente", ha subrayado, para después recalcar que lo que pide el presidente de la Cámara catalana es "un ejercicio de racionalidad".

Según Puente, "el ciudadano normal está perplejo y hastiado" de la situación de Cataluña. "Estamos debatiendo sobre cosas que no tienen la más mínima explicación lógica. Esta gente ha perdido la cabeza", ha lamentado.

"OPOSICIÓN DE ESTADO"

El PSOE, ha defendido, está "con el Estado, la Constitución y la legalidad" y el Gobierno "tiene la obligación de hacerla cumplir". "Somos un partido de Estado y nuestra oposición será siempre oposición de Estado", ha remarcado, preguntado por el apoyo de los socialistas al Gobierno de Mariano Rajoy en determinados asuntos.

Eso sí, ha criticado el "inmovilismo" de Mariano Rajoy al mismo tiempo que ha reclamado reformas para España. "El país tiene infinidad de problemas y no se puede tener un Gobierno que espere que se soluciones solas", ha zanjado.