La abogada de los detenidos de Alsasua espera que la juez no lleve el asunto "hasta el absurdo absoluto"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

La abogada de los detenidos de Alsasua espera que la juez no lleve el asunto "hasta el absurdo absoluto"

Publicado 14/11/2016 19:24:23CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Amaia Izko, abogada de los ocho detenidos que declaran a partir de este lunes en la Audiencia Nacional tras ser acusados de un delito de terrorismo por presuntamente agredir en Alsasua (Navarra) a dos guardias civiles y sus parejas, ha calificado este lunes los arrestos como "absolutamente desproporcionados y fuera de toda medida" y ha confiado en que la juez instructora Carmen Lamela no lleve el asunto "hasta el absurdo más absoluto y acuerde su puesta en libertad".

En declaraciones a los medios antes del inicio de la declaración de los detenidos ante la magistrada, Izko --que ha calificado la investigación como un "intento de criminalizar el movimiento 'Alde Hemendik' (Fuera de Aquí)-- ha asegurado que la medida no tiene "ninguna explicación ni justificación, ni desde el punto de visto jurídico ni desde el punto de vista de respecto de sus derechos".

En su opinión, se ha creado "un caldo de cultivo a través de un linchamiento mediático" tras la agresión en un bar de Alsasua el pasado 15 de diciembre que ha sido favorecido "por determinados discursos de responsables institucionales".

Los ocho detenidos esperan a esta hora el inicio del interrogatorio en los calabozos de la Audiencia Nacional a donde han sido trasladados en un autobús de la Guardia Civil poco antes de las seis de la tarde.

CABECILLAS DEL MOVIMIENTO OSPA

Dos de los ocho arrestados son los "principales promotores" de la campaña del Movimiento Ospa que quiere expulsar a la Guardia Civil de Navarra y el País Vasco, han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

Se trata de Jokin Unamuno y Edurne Martínez, identificados entre las doce personas a las que la juez Lamela acusa de un delito de terrorismo por agredir el pasado 15 de octubre a dos guardias civiles y sus parejas cuando disfrutaban de un momento de ocio en el bar Koxka de Alsasua.

Hay un tercer líder, Adur Ramírez de Alza, que no se encontraba entre los detenidos por la mañana en la operación 'Ausiki', que continúa abierta y de la que en un principio se esperaba que hubiera nueve detenidos. "Todos ellos conocían con anterioridad la condición de guardias civiles del teniente y el sargento, siendo esta única y exclusivamente la causa por la que fueron insultados y golpeados", según apuntó la juez.

Además de estos dos cabecillas del Movimiento Ospa, la Guardia Civil ha detenido a otras seis personas que se encuentran desde poco antes de las seis de la tarde en el calabozo de la Audiencia Nacional, a la espera de que la juez Lamela les tome declaración a partir de las 20.00 horas. Se trata de Iñaki Abad, Oihan Arnaz, Ainara Urquijo, Julem Goicoechea, Jon Ander y Aratz Urrizola, han precisado las citadas fuentes.

Los arrestos se han llevado a cabo en Alsasua y Pamplona, Salvatierra y Vitoria (Álava) y también en Madrid, según ha informado el Ministerio del Interior. La operación 'Ausiki', 'mordisco' en la traducción en castellano, es continuadora de las diligencias abiertas en origen por la Policía Foral tras la paliza por la que un teniente sufrió una fractura en el tobillo, además de mordiscos de los agresores.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies