El abogado Gonzalo Boye advierte de que el procedimiento de extradición de Puigdemont podría alargarse más de un año

Carles Puigdemont y Clara Ponsatí en una imagen de recurso
REUTERS
Publicado 28/03/2018 14:38:20CET

Los exconsellers en Bélgica esperan que la audiencia preeliminar sobre la euro orden se celebre la semana que viene

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

Gonzalo Boye, abogado de los exconsellers de la Generalitat, Toni Comín y Meritxell Serret, que trabaja en coordinación con la defensa del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, ha advertido este miércoles de que el procedimiento de euro orden en su caso puede prolongarse más de un año, porque la legislación alemana permite prorrogar los plazos en circunstancias que aquí concurrirían.

"Si tenemos que ir a un procedimiento de euro orden esto puede durar mucho tiempo, pueden ser seis meses, un año... Mucho tiempo, porque la ley no establece en este caso cuál es el máximo y dependerá de lo que vaya surgiendo durante ese procedimiento", ha señalado en declaraciones a LaSexta recogidas por Europa Press en las que ha aclarado que los 90 días para resolver la extradición que constan en la ley son prorrogables.

Según Boye, que estuvo este martes visitando a Puigdemont en la cárcel de Neumünster, el primer paso ahora lo tiene que dar la Fiscalía, que decidirá si estima o no la petición de España. En caso positivo, lo llevará al tribunal provincial, una fase en la que la defensa podrá tener "acceso a la causa y hacer alegaciones".

"Lo lógico es imaginar que la fiscalía va a pedir que se abra un proceso y, en él, de acuerdo a la ley alemana, discutiremos los hechos, cómo se fundamentan y cómo se llega a la incriminación de las personas que están siendo reclamadas. Esto es un juicio a los hechos para ver si estos tienen encaje en el ordenamiento jurídico alemán", ha apostillado el abogado.

En cuanto a la situación de sus defendidos, que se encuentran en Bélgica, Boye ha incidido en que están en libertad y a la espera de que el fiscal belga "convoque la audiencia preeliminar que inicia el procedimiento" de la euro orden dictada por el Tribunal Supremo español.

"Imagino que será la próxima semana cuando convoquen a la misma. El Ministerio Fiscal (belga) está perfectamente informado del paradero de mis defendidos y está todo en regla. No existe ninguna medida cautelar ni nada. Está estudiando la nueva reclamación y veremos qué ocurre al respecto", ha puntualizado, tras recordar que Comín y Serret ya pasaron por un audiencia similar el pasado 5 de noviembre, cuando se dictó la primera euro orden que después se retiró.