El abogado de la Infanta reprende a Manos Limpias y reprocha el "daño mediático" provocado: "Se acreditó su inocencia"

387882.1.644.368.20180321153216
Vídeo de la noticia
Publicado 21/03/2018 15:32:16CET

Aprovecha para pedir que se reflexione sobre la conveniencia de la acusación popular en los procedimientos judiciales

MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El abogado de la Infanta Cristina, Pau Molins, ha reprendido este miércoles a la acusación popular Manos Limpias que haya defendido ante el Tribunal Supremo su acusación contra la hermana del Rey y le ha reprochado que sólo buscase provocar un "daño mediático" que, a su juicio, consiguió. "Lo único que se acreditó en los delitos contra Hacienda es todo lo contrario a lo que aún defiende Manos Limpias: su absoluta inocencia", ha defendido el letrado.

Así lo ha dicho en la vista pública que ha celebrado el Tribunal Supremo para estudiar los recursos contra las sentencias condenatorias dictadas por la Audiencia Provincia de Palma de Mallorca por el caso 'Nóos, entre ellas la del marido de Cristina de Borbón, Iñaki Urdangarin.

El abogado de Manos Limpias, José María Bueno, ha defendido durante su intervención que gracias al informe de la Agencia Tributaria en el que basó su acusación, y que consiguió sentar en el banquillo de los acusados por primera vez a un miembro de la Casa Real, la Infanta ha sido condenada al pago solidariamente con su marido a la responsabilidad civil de éste con hasta 265.088,42 euros. No obstante, fue absuelta de los dos delitos fiscales para los que la acusación popular pidió ocho años de prisión.

El mismo letrado ha recalcado que en su acusación "no existe temeridad" porque Manos Limpias "se ha comportado siempre de una forma digna frente a quien estaba incumpliendo la ley" y que los magistrados del tribunal mallorquín avalasen su personación en la causa.

Ante esta afirmación, Molins ha aprovechado su turno para contestarle y asegurar que sí que hubo esa "temeridad", ya que, precisamente, esos jueces condenaron a la acusación popular al pago de las costas del procedimiento. Unos gastos que el abogado de la Infanta solicita que se mantengan y que se añadan los producidos en el Supremo.

LA INFANTA NO PARTICIPÓ EN EL CASO 'NÓOS'

"Los indicios en los que se basaron se vieron claramente desvirtuados", ha señalado el abogado de la hermana Rey, que ha continuado diciendo que el juicio, que comenzó el 11 de enero de 2016, "puso en evidencia" que Cristina de Borbón no tuvo participación en el caso 'Nóos'. "Lo único que se acreditó en los delitos contra Hacienda es todo lo contrario a lo que aún defiende Manos Limpias: su absoluta inocencia", ha enfatizado el letrado.

"Pese a ello no retiraron la acusación y solicitaron una condena desproporcionada de ocho años de prisión, una petición de pena inédita en este país", ha subrayado Pau Molins, en referencia a la solicitud que hizo en su momento Manos Limpias y que hoy ha vuelto a defender ante cinco magistrados del Supremo. "Trataba de procurar un daño mediático como así consiguió", ha afirmado.

En este sentido, el abogado de la hija mediana del Rey emérito Juan Carlos, ha afirmado que los "propósitos" de Manos Limpias "nada tiene que ver" con intereses judiciales, sino con "intereses espúreos". Ha recordado que se está investigando a si la acusación popular ofreció dinero a investigados a cambio de retirar sus actuaciones contra ellos.

"CLARO ABUSO" DE LA SITUACIÓN PROCESAL

"Es un claro abuso de su situación procesal y esto debería llevarnos a todos a reflexionar sobre la figura de la acusación popular", ha agregado el abogado. "Compruebo cómo ha cambiado de letrado, de argumentos, pero que lástima que no ha cambiado de estilo", ha opinado Molins sobre Manos Limpias.

Por último, ha afeado la actuación de Manos Limpias de "insulto a la inteligencia del tribunal" y ha dicho que "absolutamente falso" que la responsabilidad civil a la que tiene que atender la hermana de Felipe VI sea por su acusación.

Contador