La actual portavoz de Sortu defenderá a los detenidos por la agresión en Alsasua

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

La actual portavoz de Sortu defenderá a los detenidos por la agresión en Alsasua

Amaia Izko
EUROPA PRESS
Actualizado 14/11/2016 20:26:09 CET

La letrada denuncia el "linchamiento mediático" contra los ocho acusados por un delito de terrorismo

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La abogada de presos de ETA y actual portavoz de Sortu, Amaia Izko, defenderá a los detenidos que declaran a partir de este lunes en la Audiencia Nacional tras ser acusados de un delito de terrorismo por presuntamente agredir en Alsasua (Navarra) a dos guardias civiles y sus parejas.

Amaia Izko ha ejercido la defensa de presos de ETA como Inés del Río y también ha sido una de las abogadas detenidas por su relación con el llamado 'frente de cárceles' de la banda terrorista. La Audiencia Nacional incluyó este mes de abril su nombre entre los 47 letrados acusados de pertenencia o colaboración con organización terrorista, un proceso que también se ha dirigido desde el Tribunal Supremo contra el senador de EH Bildo Iñaki Goioaga.

La propia Izko, investigada por estos hechos, ejerció el 9 de mayo de portavoz de los abogados tras la declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco. Ese día defendió que la investigación constituía "una venganza", aludiendo también a las fuerzas de seguridad del Estado. Según ella, la Guardia Civil y el Estado les agredían para "ahogar" y "golpear" los intentos realizados desde el movimiento Herrira "para abrir un escenario de paz".

El juez Velasco apuntó que el entramado que forma el denominado 'frente de cárceles', desarticulado en las operaciones 'Jaque', 'Mate' y 'Pastor' practicadas en enero de 2014, enero de 2015 y marzo de ese mismo año, actuaba bajo la cobertura del colectivo de abogados BL, la organización de apoyo a presos Herrira, la asociación de asistencia sanitaria Jaiki Hadi o la de familiares de reclusos Etxerat.

Sus miembros son "plenamente conocedores de su dependencia orgánica de ETA y que su actividad contribuye a los fines" de la banda, sostuvo entonces el juez. En julio de 2014, Izko declaró en la Comandancia de la Guardia Civil de Pamplona por un acto de homenaje a presos en la capital navarra.

Izko ha mantenido el discurso de descrédito hacia las fuerzas de seguridad del Estado tras las detenciones practicadas este lunes en Navarra, País Vasco y Madrid. En declaraciones a Euskadi Irrati, recogidas por Europa Press, la abogada ha denunciado el "linchamiento mediático" por una operación "innecesaria".

Posteriormente, ha vuelto a sostener esto mismo en declaraciones a los medios a su llegada a la Audiencia Nacional, donde iba acompañada por Jaione Carrera, otra de las abogadas procesadas por formar parte del 'frente de cárceles' de ETA.

Según Izko, los ocho detenidos se ofrecieron a declaran voluntariamente en el juzgado de Pamplona que instruyó las diligencias hasta que este viernes se inhibió a favor de la Audiencia Nacional. Izko cree que no habrá más arrestos porque los otros cuatro identificados por la magistrada son menores de edad.

Su estrategia de defensa se centrará en cuestionar el delito de terrorismo imputado por la Fiscalía y la propia juez Lamela, tras la denuncia tramitada por el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite). Si se mantuviera esta acusación, ha reconocido, "se incrementaría muchísimo la pena".

CABECILLAS DEL MOVIMIENTO OSPA

Dos de los ocho presuntos autores de la agresión en Alsasua que pasarán a disposición de la Audiencia Nacional son los "principales promotores" de la campaña del Movimiento Ospa que quiere expulsar a la Guardia Civil de Navarra y el País Vasco, han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

Se trata de Jokin Unamuno y Edurne Martínez, identificados entre las doce personas a las que la juez Lamela acusa de un delito de terrorismo por agredir el pasado 15 de octubre a dos guardias civiles y sus parejas cuando disfrutaban de un momento de ocio en el bar Koxka de Alsasua.

Hay un tercer líder, Adur Ramírez de Alza, que no se encontraba entre los detenidos por la mañana en la operación 'Ausiki', que continúa abierta y de la que en un principio se esperaba que hubiera nueve detenidos. "Todos ellos conocían con anterioridad la condición de guardias civiles del teniente y el sargento, siendo esta única y exclusivamente la causa por la que fueron insultados y golpeados", según apuntó la juez.

Además de estos dos cabecillas del Movimiento Ospa, la Guardia Civil ha detenido a otras seis personas que se encuentran desde poco antes de las seis de la tarde en el calabozo de la Audiencia Nacional, a la espera de que la juez Lamela les tome declaración a partir de las 20.00 horas. Se trata de Iñaki Abad, Oihan Arnaz, Ainara Urquijo, Julem Goicoechea, Jon Ander y Aratz Urrizola, han precisado las citadas fuentes.

Los arrestos se han llevado a cabo en Alsasua y Pamplona, Salvatierra y Vitoria (Álava) y también en Madrid, según ha informado el Ministerio del Interior. La operación 'Ausiki', 'mordisco' en la traducción en castellano, es continuadora de las diligencias abiertas en origen por la Policía Foral tras la paliza por la que un teniente sufrió una fractura en el tobillo, además de mordiscos de los agresores.

"CLIMA DE MIEDO"

Las detenciones se han realizado por un delito de terrorismo después de que la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela encuadrara la semana pasada la agresión ocurrida el 15 de octubre en el bar Koxka en una campaña de acoso dirigida a aislar a la Guardia Civil y crear un "clima de miedo" entre los ciudadanos para evitar que entablen vínculos afectivos o de amistad con ellos.

Según Interior, se trata de una "dinámica permanente" impulsada por ETA y las ilegalizadas KAS-EKIN. La campaña 'Alde Hemendik' ('Que se vayan') se desarrolla bajo la denominación del 'Movimiento Ospa', puesto en marcha el 3 de septiembre de 2011 con un acto denominado el 'Discurso del Rey' y que se ha repetido cada año desde entonces en su variante 'Ospa Eguna' ('Día de la Huida').

El juzgado de Pamplona se inhibió el pasado viernes a favor de la Audiencia Nacional, que solicitó un informe urgente sobre la campaña de acoso que sufre la Guardia Civil e identificó a doce agresores del grupo de 40 o 50 individuos que participaron en la agresión en el bar Koxka de Alsasua.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies