La acusación preguntará a Rajoy por la presunta financiación ilegal cuando coordinaba campañas o fue secretario general

 

La acusación preguntará a Rajoy por la presunta financiación ilegal cuando coordinaba campañas o fue secretario general

Contador
Mariano Rajoy
EUROPA PRESS
Publicado 18/04/2017 18:49:36CET

Cita los testimonios de Correa y del empresario García Pozuelo, quien admitió pagos para conseguir obras en Pozuelo o Boadilla

MADRID, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE), que ha logrado -era la tercera vez que lo reclamaba- que el tribunal que juzga la primera etapa de la trama Gürtel (1999-2005) cite como testigo en la vista al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, le pedirá durante el desarrollo de esta prueba que confirme o desmienta si existió financiación irregular del PP cuando fue secretario general del partido (entre septiembre de 2003 y octubre 2004) y por su conocimiento de este tipo de donaciones dada su condición de director de campañas electorales como las que llevaron a José María Aznar a la Moncloa en 1996 y 2000.

Así se detalla en el escrito de ADADE que ha recibido este martes el respaldo de dos de los tres magistrados que integran el tribunal del primer juicio por la Gürtel, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que esta parte justifica como "imprescindible" oír al que fuera director de diversas campañas del PP para que "confirme o desmienta ese traslado de responsabilidades, o si, como es más que probable, funcionaba la "cadena de mando".

Igualmente, detallan que interesarán de Rajoy su conocimiento sobre lo que se ha dicho en el juicio por otros acusados como son el propio líder de la trama, Francisco Correa, o el empresario y expresidente de Constructora Hispánica Alfonso García-Pozuelo, ya que ambos hablaron de la existencia de pagos al partido que se utilizaron para financiar campañas electorales locales a cambio de la obtención contratos en pueblos de Madrid como Pozuelo de Alarcón o Boadilla del Monte.

El propio García-Pozuelo, que se sienta en el banquillo por esta pieza del caso, reconoció durante su declaración el pasado 11 de octubre que abonó comisiones a Correa para lograr que éste intermediara a favor de su empresa y conseguir así adjudicaciones públicas en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, en la etapa como alcalde del también procesado Jesús Sepúlveda, exmarido de Ana Mato.

El empresario añadió durante el juicio que el propio Correa le confesó en una ocasión que parte del dinero que abonó en concepto de comisiones irregulares iba a parar a manos del extesorero del PP Luis Bárcenas. Constructora Hispánica obtuvo la adjudicación en 2008 del proyecto de remodelación y acondicionamiento del camino de las Huertas y también de parte de la operación Asfalto de 2004, según reza el escrito de la Fiscalía Anticorrupción.

Además, el constructor se ratificó en lo señalado en un escrito que había presentado con anterioridad ante el juez instructor, en mayo de 2005, cuando reconoció que había abonado 1.338.485 euros entre los años 2003 y 2007 al cabecilla de la trama y a distintos cargos del PP de Madrid como el exdiputado regional Alfonso Bosch o el exconcejal José Galeote. Otro de los receptores de fondos fue el alcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero, 'El Albondiguilla'.

Precisamente por esta presunta financiación irregular del Partido Popular para sus campañas electorales es por lo que este partido, cuya Presidencia ostenta el propio Rajoy, ha sido considerado por la Fiscalía Anticorrupción beneficiario a título lucrativo en esta causa.

"NADA MÁS LÓGICO" QUE PREGUNTAR A RAJOY

"Resulta necesario conocer si los hechos de los que se acusan al Partido Popular son ciertos o no, y nada más lógico que
preguntárselo a quien ha ostentado los más elevados cargos de
responsabilidad en el mismo", señalaba ADADE en su petición, que ha sido finalmente admitida.

La acusación también podría cuestionar cuestionar a Rajoy por los hechos atribuidos al extesorero Luis Bárcenas quien, según el auto de apertura del juicio oral dictado en su día por el juez Pablo Ruz, "mediante el cobro de comisiones por contrataciones publicas se habría apropiado de fondos del Partid Popular aprovechándose de la doble contabilidad creada en ese partido".

ADADE que la citación de Rajoy venía obligada -pese a ser rechazada en dos ocasiones anteriores- después de que el pasado 20 de julio este mismo tribunal acordara "la citación de (casi) toda la
dirección estatal del Partido Popular (con la notable excepción de
Mariano Rajoy)", puesto que se ha llamado a declarar en este juicio igualmente como testigos a Francisco Alvarez Cascos, Javier Arenas, Ángel Acebes, Jaime Mayor Oreja o Rodrigo Rato para los próximos 19 y 20 de junio.

La acusación citaba igualmente una entrevista de Rajoy en el diario El País del pasado 26 de marzo en la que el presidente del Gobierno señalaba que "en el PP, como en otros partidos, hay personas que se han visto involucradas en casos de corrupción.

Los cargos que ha ocupado Rajoy en el partido durante el periodo actualmente sometido a juicio fueron los de Director de la campaña electoral de José María Aznar para las Elecciones generales en 2000, la secretaria general durante 11 meses entre septiembre de 2003 y 2004 y la Presidencia Nacional de la formación desde entonces.

"NO HABÍA QUÍMICA", SEGÚN CORREA

Por lo que respecta a la declaración de Correa durante el juicio, el presunto cabecilla de la trama corrupta manifestó que la relación de sus empresas con el PP concluyó entre 2004 y 2005 dado que el que fuera su socio y exsecretario de Organización del partido en Galicia, Pedro Crespo, no tenía buena relación con Mariano Rajoy. "No había química", aseguró el empresario enjuiciado.

Correa, a la hora de explicar como cesó la actividad de sus empresas con el PP nacional, señaló a preguntas de la fiscal Concepción Sabadell que él, "sinceramente", trabajaba "con todo el equipo de José María Aznar". Por ello, cuando Mariano Rajoy fue designado presidente del partido, y como Crespo no tenía buena relación con él, la actividad de sus empresas se trasladó a Valencia "con Paco Camps", según explicó.

No obstante, y sin referirse directamente a Rajoy, Correa también señaló durante su declaración en este primer juicio por Gürtel que diversas constructoras le pagaron comisiones -que él cifró entre el 2 o el 3 por ciento- por lograr obras públicas que adjudicaba el Gobierno de José María Aznar, en cuyo Consejo de Ministros estaba sentado Mariano Rajoy.

"Venía un empresario nos daba la licitación a ver si podemos conseguir que esta obra sea para nosotros, yo se la pasaba a Luis Bárcenas que la gestionaba con el correspondiente ministerio y si conseguíamos la adjudicación el empresario entregaba un porcentaje del 2 o el 3 por ciento y yo se lo llevaba a Génova", manifestó concretamente.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies