El acusado del crimen de dos ancianos en Valencia afirma que confesó por amenazas y porque se encontraba mal

Actualizado 06/02/2006 19:36:52 CET

VALENCIA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un hombre acusado del asesinato de dos ancianos en una vivienda de la calle Alboraya de Valencia, Jesús V.M., aseguró hoy ante un jurado popular que confesó por dos veces el crimen, ante la Policía y en el juzgado de instrucción, porque los agentes le amenazaron con meter a su compañera en la cárcel "por cómplice" y porque se encontraba "mal" y "quería acabar con todo".

El acusado, de 27 años el 8 de octubre de 2001, fecha en la que ocurrieron los hechos, aseguró no recordar lo que hizo ese día por la mañana y afirmó que por la tarde salió de casa con su pareja. El fiscal pide 44 años de prisión para Jesús, condenado en sentencia de septiembre de 1991 a 10 años de cárcel por asesinato, por la muerte de los dos ancianos, vecinos suyos en el número 15 de la calle Alboraya, y por el robo cometido en la vivienda de las víctimas. Asimismo, reclama 240.404 euros para los perjudicados por la muerte de los ancianos, en la que concurre la agravante de reincidencia.

Jesús V.M. se encuentra en libertad desde el pasado mes de octubre, después de pasar el máximo de tiempo en prisión sin haberse celebrado la vista, que se retrasó por una cuestión procesal ya que se pidió que el juicio se celebrara por un tribunal profesional. Finalmente, ha sido un jurado popular quien se ocupe de enjuiciar al acusado, para el que su defensa pide la absolución.

Según explica el fiscal en su relato de hechos, en una hora no concretada de la mañana del 8 de octubre de 2001, el acusado, que residía en el número 3 del inmueble situado en la calle Alboraya 15, se dirigió a la puerta 31, domicilio de sus vecinos, un matrimonio de ancianos de 70 años por los que sentía "gran rencor" ya que él actuaba como presidente y administrador de la finca y le había denunciado por su "mala conducta" con los otros residentes y por provocar "altercados" en la vivienda.

El acusado iba armado con un cuchillo y unos guantes de látex y pretendía "vengarse" y beneficiarse a costa de lo ajeno. Por ello, llamó a la puerta y le abrió la mujer, que le dejó pasar. Sin embargo, una vez en el piso, el acusado sacó el cuchillo y trató de agredir a la mujer que, temerosa, salió hacia la habitación donde su esposo convalecía de una reciente operación. Una vez en el cuarto, el acusado clavó varias veces el arma a la víctima hasta que le causó la muerte.

Acto seguido, se dirigió hacia el esposo al que también le clavó el cuchillo en el pecho y el abdomen. Después de los hechos, revolvió todos los cajones de los muebles de las distintas habitaciones de la caja, de donde cogió 240 euros en metálico que había en un cajón del despacho y varias joyas. A continuación, se dirigió a su piso donde vivía con su compañera sentimental y el hijo de ambos.

El acusado explicó, a preguntas del fiscal, que confesó en Comisaría ser autor de los hechos porque los agentes le amenazaron con meter a su pareja en la cárcel "por cómplice" y con acusarle porque tenía antecedentes. Posteriormente, cuando pasó a disposición judicial y en presencia de otro abogado, volvió a declarar, sin presiones, dijo, porque "estaba muy mal, ya había declarado antes y quería acabar con todo".

Preguntado por la razón por la que pudo dar tantos detalles, el acusado, que fue detenido "casi" en la puerta del juzgado donde tenía que firmar dos veces al mes, indicó que se "inventó" muchas cosas y "puede ser que acertara". Al tiempo, señaló que pidió hacer una nueva declaración porque pensó que "no tenía que pagar por algo que no había hecho".

En ese momento, estaba en tratamiento y "recuperado". Fue casi un año después y negó que fuera cuando le comunicaron el resultado de unas pruebas de ADN que no eran concluyentes. El acusado reconoció que había mantenido algunas discusiones con sus vecinos, aunque no con los fallecidos, y sólo supo de la denuncia en Comisaría.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies