Un acusado de dar palazos a otro en la cabeza en Pilas (Sevilla) dice que lo hizo en defensa propia

Actualizado 24/10/2007 17:00:41 CET

La Fiscalía de Sevilla y la acusación particular elevaron a definitivas sus conclusiones, solicitando once años de cárcel

SEVILLA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El hombre, L.R.F., acusado de darle diversos golpes en la cabeza y en el costado a otro con un palo en la localidad sevillana de Pilas, reconoció hoy los hechos en el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Sevilla aunque argumentó que si no lo hubiera hecho la víctima lo hubiera matado.

Fuentes judiciales indicaron a Europa Press que el procesado dijo durante su declaración en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial que se defendió con un palo de olivo y huyó del lugar de los hechos cuando vio caer al herido.

Por su parte, la Fiscalía de Sevilla y la acusación particular elevaron a definitivas su conclusiones, manteniendo la petición de once años de prisión para L.R.F., puesto que, según añadieron, ha quedado claro el 'animus necandi' del agresor porque "los golpes fueron con un objeto contundente en el cráneo, con intención homicida y sin prestarle auxilio".

La vista oral continuará a las 10.00 horas de mañana con las conclusiones de la defensa, después de que el acusado suspendiera la sesión en la jornada de hoy, tras los informes de la Fiscalía y de la acusación particular.

Según el escrito de acusación provisional del fiscal, al que tuvo acceso Europa Press, el 14 de marzo de 2002 el Juzgado de Primera Instancia de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) dictó sentencia en virtud de la cual se condenaba a L.R.F. y a su cuñado, J.R.J., como autores de una falta de lesiones sobre A.S.G., al que debían indemnizar con 650 euros por varias lesiones.

LOS HECHOS.

El Ministerio Público añade que sobre las 20.00 horas del 1 de julio de 2002, el procesado y A.S.G, contra quien también se ha abierto procedimiento aparte, en el transcurso de una discusión motivada por el resultado del juicio anterior se enzarzaron en una pelea, en la que ambos "portaban palos de grandes dimensiones".

A.S.G. le propinó un golpe en la cabeza al imputado, quien, "con la intención de ocasionar la muerte del anterior", según continúa el escrito de la Fiscalía, le propinó diversos palazos hasta conseguir que perdiera el conocimiento y cayera al suelo, momento en el que, "creyéndolo muerto", se marchó del lugar.

Como consecuencia de tales hechos, L.R.F. sufrió lesiones en los ojos y cervicales que tardaron en sanar 40 días, mientras que A.S.G. sufrió un traumatismo craneoencefálico muy grave con fracturas en la cabeza, que precisaron de tratamiento quirúrgico y que tardaron en sanar más de ocho meses, de los que 14 días estuvo ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Para el Ministerio Fiscal, los hechos descritos constituyen un delito de homicidio en grado de tentativa y un delito contra la Administración de Justicia por los que pide nueve años de prisión por el primero y otros dos por el segundo. Asimismo, solicita más de 25.000 euros de indemnización por las lesiones y las secuelas causadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies