El acusado del homicidio de un anciano en Pinto (Madrid) asegura que salió a "comprar vino y no a matar a nadie"

Juicio acusado matar anciano en Pinto
EUROPA PRESS
Actualizado 22/10/2012 14:43:37 CET

Admite haber "matado a una persona" y dice estar "arrepentido"

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un acusado de matar a golpes a un anciano en Pinto ha reconocido en su declaración en la Audiencia de Madrid que lo mató a patadas y puñetazos después de que la víctima, de 74 años, supuestamente se le insinuara y ha señalado que esa noche salió a comprar vino y acabó matando a un hombre, mostrando su arrepentimiento.

"Salí a comprar vino y no a matar a nadie. Fui a por un litro de vino y llevo dos años en la cárcel", ha declarado Juan Carlos F.L., quien ha señalado que esa noche iba bebido y bajo los efectos del tratamiento médico que tomaba por sus adicciones. "Estoy arrepentido. He matado a un hombre", ha recalcado entre lágrimas.

Juan Carlos F.L. se enfrenta a una petición fiscal de 11 años de prisión por un delito de homicidio. Además, el fiscal reclama que indemnice con 89.799 euros a su mujer y con 9.978 a cada uno de sus tres hijos.

"Esa noche se me acabó el vino y fui a un centro comercial. Había un chico vendiendo castañas asadas. Ese hombre estaba en el kiosko de castañas. Yo había bebido y estaba en tratamiento. Me dijo que era de Ciudad Real. Yo seguí a lo mío. Se giró y me cogió de mis partes. Le dije: viejo sucio. Me miraba y se reía. La segunda vez le amenacé", ha relatado.

Asimismo, ha admitido que como reacción a lo que le hizo el hombre comenzó a golpearlo con puñetazos y patadas. "Admito que le maté pero no tenía intención. Lo siento. Pensé que era un loco de Ciempozuelos. Tenía miedo", ha subrayado el procesado.

RELATO DE LOS HECHOS

Según el fiscal, el acusado se encontró con la víctima, a quien no conocía de nada, sobre las 20.00 horas del 25 de enero de 2011 en la calle San Martín. Sin motivo aparente, le pegó un puñetazo y, una vez en el suelo, le apalizó con múltiples patadas y con pisotones en la cabeza.

El hombre murió a causa de un traumatismo craneoencefálico severo debido a los golpes en la cabeza a manos del acusado, quien padece un trastorno de personalidad.

El Ministerio Público sostiene que el trastorno está provocado por sus antecedentes de consumo de alcohol y drogas de abuso, lo que le impide controlar sus impulsos. No obstante, deja claro que ello no le impide distinguir entre el bien y el mal. El hombre tenía cuatro detenciones anteriores por atentado a agente de la autoridad, desobediencia y robo con fuerza.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies