El acusado de matar a su padre en Sestao dice que no quería hacerlo, pero que se lo ordenaba la voz de su madre muerta

 

El acusado de matar a su padre en Sestao dice que no quería hacerlo, pero que se lo ordenaba la voz de su madre muerta

Actualizado 16/06/2008 19:05:52 CET

La fiscal solicita 14 años de prisión o de internamiento y la defensa su absolución por su "alteración psíquica" o cinco años en un centro

BILBAO, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provicial de Vizcaya inició hoy el juicio contra un hijo acusado de matar a puñaladas a su padre el pasado 6 de mayo de 2007 en la localidad vizcaína de Sestao, En su declaración, el propio procesado, JM.S. dijo que "no quería hacerlo", pero que le asesinó porque "oía las voces de su madre" muerta que se lo ordenaba y añadió que había pedido su internamiento en un centro porque "tenía miedo de matar a alguien".

El juicio se desarrollará con jurado popular y está previsto que se prolongue hasta el próximo 24 de junio. En su escrito de acusación, la Fiscalía asegura que JM.S. acudió al domilicio de la víctima con "ánimo de matar a su padre", dado que le atacó por detrás y se situó posteriormente por encima de él "impidiendo su defensa".

El Ministerio Fiscal indica que el acusado tiene "trastornos de personalidad y era dependiente de "alcohol y estimulantes", por lo que en su calificación incluye un "eximente incompleto" por la alteración psíquica del acusado. Por ello, la Fiscalía solicita prisión, "inhabilitación absoluta" o internamiento psiquíatrico durante 14 años.

Por su parte, la defensa aseguró, en su escrito, que en la noche de los hechos, el acusado había consumido alcohol, cocaína y pastillas y que cometió el parricidio porque "oía la voz de su madre".

El letrado de la defensa aseguró que el acusado confesó los hechos y aseguró que, dado su historial de problemas psiquiátricos, la calificación pertinente sería homicidio con "eximente total por alteración psíquica". Por ello, pidió la libre absolución o en su caso, un internamiento de cinco años en un centro psiquiátrico.

Tras leer las calificaciones, la vista oral se inició con el testimonio del propio acusado. A preguntas de la Fiscalía, JM.S. aseguró que oía voces de su madre y de su hermano gemelo, ambos muertos, que le decían que tenía que matar a su padre, algo que "ya le había pasado en otras ocasiones".

El acusado relató que esa noche, que coincidía con el Día de la Madre, las "voces eran constantes, por lo que decidí ir a matarlo", aunque "no quería".

A preguntas de la fiscal aseguró no recordar haberse puesto encima de él para asestarle hasta veinte puñaladas, que le produjeron 45 heridas, aunque dos días después, el 8 de mayo, él mismo informó a la Ertzaintza de que "había agredido a su padre", por lo que ingresó en los calabozos de Sestao.

No obstante, dijo no recordar haber dicho que era "duro y que no se moría". Además, el acusado, que dijo que tuvo un primer intento de suicidio a los 16 años, afirmó que tampoco recordaba que hizo con el arma que presuntamente utilizó para asestar las puñaladas. "No me acuerdo qué hice con ella, pero en casa no estaba", manifestó.

Tras el interrogatorio de la fiscal, tomó la palabra la defensa, ante quien dijo que se "encontraba mal porque pensaba que la gente iba a agredirle" y que comenzó a consumir drogas a los 11 años".

JM.S. aseguró también que su padre era alcohólico y que le pegaba tanto a él como a su madre. El acusado dijo que su madre se separó de su padre a los 60 años porque "no le aguantaba" y que él trató de suicidarse en varias ocasiones.

"SIEMPRE CON ÉL"

El arrestado también explicó que se tatuó el nombre de su madre porque "quería tenerla siempre con él" y que incluso trató de asesinar a su hermano porque intentó "profanar la habitación de su madre".

Según dijo, la noche de los hechos por los que se le juzga "no tenía la intención de matar a su padre, porque no era capaz y que lo que sucedió fue un lapsus porque le dio coraje, la forma en que trataba a su madre".

A preguntas de la defensa JM.S. señaló que él mismo solicitó su ingreso en un centro porque tenía "miedo de matar a alguien y que, con la medicación actual, "no da problemas y no ha agredido a nadie".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies