ADEPA denunciará a la Jiménez Díaz por imprudencia en el caso De Mingo a raíz de las declaraciones de una testigo

Actualizado 10/05/2006 19:54:14 CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La Asociación del Defensor del Paciente (ADEPA) denunciará a la Fundación Jiménez Díaz por imprudencia y atentado contra la salud de los pacientes después de escuchar ayer en el juicio a Noelia de Mingo las declaraciones realizadas por María A.V. en las que afirmaba que, después de conocer que la acusada no se encontraba mentalmente estable, los responsables de la clínica le asignaron sólo primeras visitas "para que hiciera menos daño".

Según informó hoy ADEPA, "la dejación de funciones de los directivos de la Fundación Jiménez Díaz y la irresponsabilidad de poner en manos de la doctora Noelia de Mingo a pacientes que acudían por primera vez a consulta, con conocimiento del daño que pudiera ocasionarles" ha sido lo que ha llevado a la asociación a denunciar los hechos.

La sección decimosexta de la Audiencia Provincial de Madrid juzga desde ayer a Noelia de Mingo, la médico residente de la Fundación Jiménez Díaz afectada de esquizofrenia paranoide que el 3 de abril de 2003 supuestamente mató a tres personas e hirió de diversa consideración a siete más en los pasillos del centro, hechos por los que el fiscal pide para ella 65 años y 11 meses de prisión o, alternativamente, su ingreso en un centro cerrado por el mismo periodo de tiempo.

En la segunda sesión del juicio a De Mingo, celebrada hoy, declaró en calidad de testigo una paciente de la Jiménez Díaz que aseguró que la procesada le recetó medicamentos para el corazón y contra la hipertensión cuando tan sólo padecía reuma. Estas afirmaciones apoyan lo explicado ayer en la sala de vistas por María A.V. y que han motivado la denuncia de ADEPA.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies