El Pleno del Congreso autoriza por primera el envío de un contingente de 150 militares y un avión C-295

Actualizado 11/05/2006 20:33:41 CET

El refuerzo consigue el apoyo de PP, PSOE, CiU, ERC y CiU tras un debate marcado por los gritos contra Alonso

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó hoy, por 283 votos a favor, seis en contra y dos abstenciones, el envío de un contingente compuesto por 150 militares y un avión de transporte para reforzar la seguridad del actual destacamento español en Afganistán.

El refuerzo, que por primera vez fue sometido a votación en sesión plenaria en la Cámara Baja en aplicación del artículo 17 de la Ley Orgánica de Defensa Nacional, cosechó el apoyo de PP, PSOE, ERC, CiU y Coalición Canaria y el rechazo de IU-ICV, BNG y Nafarroa Bai. Los diputados de Eusko Alkartasuna y Chunta Aragonesista se abstuvieron.

La primera intervención de José Antonio Alonso como ministro de Defensa en sesión plenaria estuvo marcada por los continuos gritos de 'dimisión, dimisión' y detención ilegal que le brindaron desde las bancadas 'populares'. El ministro, tras varias interrupciones, insistió en los mismos argumentos que ya expuso en la comisión de Defensa cuando este martes se debatió por primera vez el incremento de la presencia militar española.

Afirmó que el refuerzo es necesario para garantizar la seguridad "global" del contingente militar y de los trabajadores civiles y que la situación en Afganistán difiere de la que existía en junio de 2004, cuando las tropas españolas se desplegaron desde Kabul a la zona oeste y abandonaron la operación 'Libertad Duradera', dirigida por el Ejército norteamericano.

"NO ES UN CHEQUE EN BLANCO"

En el turno de intervenciones, el portavoz del Grupo Popular, Eduardo Zaplana, dejó claro que su formación siempre apoyará las medidas encaminadas a garantizar la seguridad de los soldados pero advirtió de que ese respaldo "no es un cheque en blanco". En este sentido, reclamó al titular de Defensa "transparencia", "claridad" y rigor" y puso en duda que Alonso puede hacer gala de esas actitudes por su situación "política y personal" tras la sentencia del 'caso Bono'.

El portavoz de CiU, Josep Maldonado, inició su alocución lamentando que el Salón de Plenos haya registrado una situación como la vivida hoy antes y durante la comparecencia de Alonso con los gritos de 'dimisión' del PP. "Si esto es política que venga Dios y lo vea", proclamó. A continuación, argumentó el apoyo de su grupo al envío del contingente por la necesidad de consolidar la democracia en el país asiático y de erradicar el terrorismo y el narcotráfico.

MÁS COOPERACIÓN CIVIL

En esta misma línea se expresó el portavoz de Coalición Canaria, Luis Mardones, quien manifestó el respaldo de su formación al aumento de tropas, postura que también compartió ERC. No obstante, la portavoz republicana, Rosa Bonás, indicó que su grupo entiende la necesidad de aumentar el contingente y reconoce que sin el "paraguas" del Ejército el trabajo de cooperación civil no puede realizarse pero abogar por primera la presencia civil sobre la castrense.

Bonás solicitó al ministro que explique si habrá una unificación de las misiones de la OTAN y Estados Unidos porque, en ese supuesto, su formación se plantearía no apoyar la presencia militar española en el país asiático.

Este mismo respaldo con matices fue el que manifestó el portavoz del PNV, Emilio Olabarria, quien reclamó a Alonso que, en caso de que aumenten los ataques a los soldados, informe a la Cámara baja "inmediatamente" y advirtió de que su formación no es partidaria de que España regrese a la operación "patéticamente" denominada 'Libertad Duradera', dirigida por Estados Unidos.

Por su parte, los portavoces de IU-ICV y Grupo Mixto, Gaspar Llamazares y Francisco Rodríguez, pusieron de manifiesto su oposición al envío de más soldados a Afganistán. Ambos insistieron en su rechazo a la presencia militar española en el país asiático, si bien el primero, tras reconocer que la misión está amparada por Naciones Unidas, consideró el refuerzo como una contraprestación por la retirada de Irak, y el segundo definió a la ISAF como "el brazo armado" de Estados Unidos en la zona.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies