Aguirre: "Barcelona está sumida en el caos, pero ahora resulta que lo importante es la bromita que ha hecho Rajoy"

Actualizado 24/10/2007 13:32:06 CET

Califica de "totalitario" que se quiera imponer la memoria y denuncia que el PSOE ha "roto todos los consensos de 1978"

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, calificó hoy de "bromita" las palabras del presidente del PP, Mariano Rajoy, sobre cambio climático, al tiempo que afirmó que las hizo en tono "coloquial y jocoso". "Barcelona está sumida en el caos, con 200.000 ciudadanos que no pueden llegar a su trabajo y no pueden coger los trenes, pero ahora lo importante es la bromita que ha hecho el señor Rajoy", agregó.

En declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press, aseguró que lo que quiso decir Rajoy es que este es un tema "muy serio, que debaten los científicos", Además, planteó que esta polémica es "muy útil para el PSOE", y recalcó que lo verdaderamente importante es "resolver los problemas de los ciudadanos".

Por eso, explicó que, en su opinión, lo importante es resolver los problemas de los ciudadanos, que son, en el caso de Barcelona, el "absoluto caos en el que están sumidos por las obras del AVE", y a lo que hay que sumar que "también han tenido problemas en el aeropuerto y en todas las infraestructuras", algunos de los cuales aseguró haber "vivido" en primera persona.

Aguirre reclamó al PSOE que no venga con la "cortina de humo, que lo mismo da que sea lo que dice Rajoy del cambio climático o las conversaciones del Rey". "Aquí hay que hablar de los problemas de los ciudadanos y si quieren hablamos de cómo el PSOE en su campaña electoral, en lugar de hablar de eso, hace promesas demagógicas y culto a la personalidad, queriendo hablar de la 'Z'", subrayó.

CONSENSOS "HAN SALTADO POR LOS AIRES"

Por otro lado, indicó que el problema que tiene España es que algunos es que algunos "consensos que entre todos los partidos" se habían construido en 1978, en esta legislatura han "saltado por los aires". Aprovechó para recalcar como ejemplo de esta rotura del consenso el proyecto de Ley de Memoria, "que es la guinda de esta legislatura" socialista.

Así, destacó que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "sin llevarlo en el programa electoral, por el procedimiento de aprobar unos Estatutos de Autonomía que para el PP contravienen frontalmente la Constitución, está cambiando algo esencial en lo que todos en su momento estuvimos de acuerdo".

Para Aguirre, es "totalitario" que se quiera "imponer" la memoria, puesto que ésta es algo "particular, individual de cada uno", y añadió que "la historia es una cosa de los historiadores, no algo que tiene que decir el Gobierno". Recordó que en 1978 todos los partidos hicieron esfuerzos "inmensos", porque todos tenían "conciencia del heroísmo y de las traiciones y los horrores que en ambos lados se vivieron", e insistió en que lo que le parece "peor es que se acabe con el consenso, eso es la base y la raíz".

En este sentido, explicó que España lleva ya treinta años de democracia, y durante este tiempo han sido "16.000 millones de euros los que se han dedicado a reparaciones con medios, se han hecho esfuerzos importantísimos desde antes de la Constitución en el reconocimiento a todas estas personas". Según expuso, entre todos debería llegarse al consenso de que la historia del país está para "aprender de todo lo bueno y tratar de repetirlo, y para que todo lo malo no sirva nunca de excusa para volver a repetirlo".

Preguntada acerca de si serán temas como la memoria o los símbolos los que copen la campaña electoral para las generales, expresó su deseo de que "no sean esos", de manera que la campaña se ocupe de los temas que "preocupan a los ciudadanos". "Pero vemos la precampaña electoral del PSOE, que a mi me ha dejado de una pieza, puesto que ahí no hay proyecto, no hay programa, ni partido, ni socialista, ni obrero, ni español, ahí lo único que hay es 'Z'", dijo.

En su opinión, la precampaña de los socialista es un "culto a la personalidad", por lo que se preguntó si ese es su proyecto. Por contra, adelantó que "desde luego" el del PP será "muy distinto y abordará un programa" en el que el partido ya está trabajando "desde hace mucho tiempo", el cual dará "soluciones a los problemas de los españoles".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies