Aguirre dice que "no consentirá" que se haga "ningún disparate urbanístico" en la Comunidad de Madrid

 

Aguirre dice que "no consentirá" que se haga "ningún disparate urbanístico" en la Comunidad de Madrid

Actualizado 19/03/2007 15:32:41 CET

Seguirá "litigando" con el Gobierno para cerrar la M-50 por el monte del Pardo y lo incluirá en su programa electoral

MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

La presidenta autonómica y, a su vez, máxima dirigente del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, aseguró hoy que "no consentirá, como no lo ha hecho" en esta legislatura, que "se haga ningún disparate urbanístico que traiga consigo ataques al medio ambiente, a la naturaleza o a la ecología, ni tampoco a la disminución de la calidad de vida de los vecinos".

En este contexto, dijo "haberse encontrado algunos" disparates urbanísticos en PGOU "anteriores", pero insistió en que "a partir de ahora" los planeamientos "van a consistir en que el crecimiento de la región, que se tiene que producir, lógicamente, porque ya somos seis millones de habitantes en vez de cinco, se hará de una manera armónica y humanizada", para que "la calidad de vida de los madrileños sea comparable a la que tienen otras regiones europeas donde de ninguna manera se construyen torres de pisos colmatadas".

Aguirre se pronunció así en la sede del PP de la calle Génova, donde se entrevistó telefónicamente con cinco personas, tres hombres y dos mujeres, que días atrás llamaron al número de teléfono gratuito que el partido ha habilitado para recoger sugerencias de cara a la elaboración del programa electoral para los comicios del 27 de mayo.

Ampliar la red de colegios públicos bilingües, atajar los robos que se registran en la sierra, agilizar el cierre de la M-50 por el norte, hacer más vivienda pública para jóvenes, y frenar la construcción en una zona de gran riqueza ambiental de Torrelodones son las peticiones que la candidata del PP a la Presidencia regional recibió por parte de estos ciudadanos, a los que llamó en directo.

CIERRE DE LA M-50 BAJO EL PARDO

Concretamente, una de las personas a las que Aguirre devolvió la llamada esta mañana se identificó como un empresario de la zona noroeste interesado en la mejora de las comunicaciones que supondrá el cierre de la carretera M-50 por el norte.

En su réplica, Aguirre defendió que se trata de un proyecto "imprescindible" y advirtió de que "seguirá litigando" con el Gobierno central para llevarlo adelante, incluyéndolo, de hecho, en su programa electoral para acometerlo en la próxima legislatura.

La presidenta autonómica dijo ser "consciente" de los "problemas medioambientales" que generaría el cierre de la M-50 en superficie, y apostó por unir el anillo construyendo un túnel bajo el monte del Pardo, pues "hoy en día hay tecnología para que, con las tuneladoras, no se produzca ni un solo impacto ambiental a esas 17.000 hectáreas que tiene el monte", señaló. Además, explicó que, precisamente, "dentro de poco estará ya el informe de Impacto Ambiental".

NO A LA "CONSTRUCCIÓN DESCONTROLADA" EN TORRELODONES

Otro de los interlocutores de Aguirre dijo ser una vecina de Torrelodones crítica con el alcalde de la localidad, Carlos Galbeño (PP), por los proyectos urbanísticos que amenazan una zona de alto valor ecológico. "Comparto totalmente su punto de vista. Torrelodones es uno de los lugares más maravillosos de la Comunidad de Madrid, no sólo de la Comunidad de Madrid sino de España, y de ninguna manera se va a colmatar eso con construcción de viviendas descontrolada", declaró.

Fue en ese punto de la conversación cuando la dirigente del PP manifestó su intención de "no consentir que se haga ningún disparate urbanístico" en la región.

En otra de las llamadas, Aguirre conversó con una mujer residente en el distrito de Moratalaz, en Madrid capital, interesada en los planes del Gobierno regional para seguir facilitando el acceso de los jóvenes a la vivienda, dado que tiene dos hijos de 21 y 24 años, respectivamente. La presidenta autonómica le aseguró que, si sigue gobernando la región en la próxima legislatura, dará continuidad al Plan Joven, por lo que animó a sus hijos a que se apunten.

Por último, en las dos conversaciones restantes Aguirre se comprometió a incluir en su programa electoral "más colegios bilingües" para Rivas-Vaciamadrid, así como "medidas" para aumentar la seguridad en la región "a pesar de que no es nuestra competencia", matizó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies