Aguirre lamenta el silencio de constitucionalistas catalanes y ve "falta de pensamiento político unionista en Cataluña"

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre
EUROPAPRESS
Publicado 13/12/2013 14:52:12CET

"Se puede ser independentista, faltaría más, pero no mentir", defiende

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha apuntado este viernes que "el mayor problema" de los constitucionalistas catalanes ha sido "su silencio" y que "se lleva demasiado tiempo de brazos cruzados", lo que le ha hecho afirmar que falta "una presencia de pensamiento político unionista en Cataluña".

También ha apostillado que el "desafío secesionista puede ser la ocasión para renovar el consenso y unir a todas las fuerzas democráticas para reformar, si fuera preciso, la Constitución que une a todos y que algunos quieren romper".

Lo ha manifestado en la presentación del libro 'Votaré no a la secesión de Cataluña', de Juan Carlos Girauta, publicado por Ediciones B, un día después de que el presidente catalán, Artur Mas, diera a conocer las preguntas del referéndum y la fecha.

"El mayor problema de los constitucionalistas en Cataluña es su silencio. Desde que la Constitución fue aprobada, los nacionalistas empezaron a trabajar con deslealtad por socavar mientras que los constitucionalistas, con ingenuidad palpable, creyeron que la fuerza de la ley era suficiente", ha planteado.

"DEMASIADO TIEMPO CON LOS BRAZOS CRUZADOS"

En este punto, Aguirre ha echado mano del padre del liberalismo conservador, Edmund Burke, quien hace 200 años ya afirmó que "para que el mal triunfe basta que los hombres de bien se queden cruzando de brazos", una máxima que no ha dudado en pronunciar en inglés. "Los buenos, en Cataluña, llevan demasiado tiempo con los brazos cruzados", ha añadido.

Después de aseverar que "algunos políticos han perdido el sentido", la popular ha puesto sobre la mesa los "efectos positivos" que también tiene el "desafío secesionista", como el "despertar de la conciencia de muchos intelectuales catalanes, que hasta ahora guardaban silencio ante la escalada de pretensiones de los nacionalistas y las falsificaciones históricas". "Los intelectuales catalanes o estaban a favor de esas políticas o, como mucho, guardaban silencio", ha lamentado.

Aguirre ha apuntado que las tornas empiezan a cambiar poco a poco, desde que "los nacionalistas se han quitado la careta y van por la vía de la independencia". Desde entonces, "cada vez más intelectuales levantan la voz contra esas pretensiones", ha afirmado, para a renglón seguido dar un listado de nombres, como Juan Marsé, Albert Boadella, Arcadi Espada, Ramón España, Javier Cercas o Salvador Sostres.

Otro de los puntos clave destacados por Aguirre ha sido el "futuro incierto que los nacionalistas no pueden ni describir" en esa hipotética "República Independiente de Cataluña" preguntándose si el Ejército procedería de Francia o qué pasaría con la moneda y las relaciones internacionales. También ha puesto el acento en la palabra 'referéndum' al considerarla "una trampa intolerable" puesta por los independentistas porque "no hay democracia por encima de la ley", es decir, la Constitución, que establece la indisolubilidad de España.

"Si se saltara la ley esa hipotética República Independiente de Cataluña sería una república bananera", ha apostillado después de recordar que el 91 por ciento de los catalanes votaron a favor de la Constitución hace tres décadas. "Ahora, 35 años después, quieren saltarse la ley para declarar unilateralmente la independencia", ha remarcado.

LA "MENTIRA TOTAL"

El simposio 'España contra Cataluña: una mirada histórica", organizado por el Centro de Historia Contemporánea, institución vinculada al Departamento de Presidencia de la Generalitat de Cataluña, tampoco ha faltado al discurso de la madrileña. "Se puede ser independentista, faltaría más, pero no mentir", ha defendido después de reprochar la "falsificación histórica" y la "mentira total" en la que se cae al describir a Cataluña "como una nación milenaria oprimida por una España sanguinaria y liberticida".

Cree, en definitiva, que "es hora de dar la batalla de las ideas cuando el órdago está sobre la mesa" y que "a los irresponsables no se les puede responder con ligereza pero sí con firmeza en la defensa de la libertad de España como nación de ciudadanos libres e iguales".

Para terminar, la presidenta madrileña del PP ha parafraseado a Mario Vargas Llosa, quien el 11 de septiembre, día de la Diada, afirmó que "salir de la tribu es el comienzo de la civilización y que el nacionalismo es el regreso a la tribu".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies