El alcalde de Zaragoza advierte de que el Tribunal de Estrasburgo puede sacarle los colores a España con Cataluña

390170.1.644.368.20180411105557
Vídeo de la noticia
Actualizado 11/04/2018 14:28:18 CET

Añade: "La cárcel no está para resolver conflictos políticos"

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha tachado de "aberración jurídica" la prisión preventiva dictada en España contra los líderes independentistas y las euroórdenes de detención contra los que se encuentran en Europa, y ha advertido que "dentro de cinco años habrá resoluciones del Tribunal de Estrasburgo que nos sacarán los colores".

En un desayuno informativo organizado por Executive Forum, el alcalde de Zaragoza En Común ha aseverado que él defiende unos postulados federalistas y que no comparte los independentistas, pero ha añadido que la declaración unilateral de independencia aprobada en el Parlamento catalán el 27 de octubre de 2017 era "una mera declaración política", por lo que entiende que no debe ser contestada con "mecanismos jurídicos".

Según Santisteve, el expresidente de la Generalitat Josep Tarradellas, al regresar a España de su exilio, dijo que debía efectuarse una transición entre la legalidad republicana y la constitucional, por lo que se estableció "una cierta soberanía del pueblo catalán". Así, considera que en la Transición se efectuó "un pacto entre soberanías" y que el conflicto catalán podría haberse resuelto si el PP no hubiese recurrido al Tribunal Constitucional la reforma del Estatuto catalán. "Se podría haber resuelto no metiendo la pata con el Estatuto", ha sentenciado.

Asimismo, ha dicho que la reivindicación de la Constitución que realizan los 'populares' le provoca "tristeza" porque cree que se habla de ella "en términos de vaciamiento de los derechos constitucionales".

"LAS DERECHAS" DE ESPAÑA Y CATALUÑA

"Estamos hablando de las derechas de España y de Cataluña, de las oligarquías de uno y otro", ha expresado en relación a los protagonistas del enfrentamiento entre el anterior Gobierno catalán y el Estado, y se ha preguntado dónde quedan los ciudadanos.

Por último, ha señalado que la cárcel no está para resolver conflictos políticos y ha apelado a alcanzar "un nuevo pacto social, una reforma constitucional o un proceso constituyente".

Contador